¿Por qué debe tanto el Ayuntamiento? (2ª parte)

miércoles, 8 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Actualidad Local

El Centro de Día Santa Emerenciana, se abrió en este periodo

Si el martes pasado analizamos la gestión en inversiones de la época de Lucia Gómez como alcaldesa, hoy vamos a analizar el periodo entre 1.999 y 2.003 en el que fue alcalde Manuel Blasco, del Partido Popular. En esta época, el Gobierno de España lo presidía el también popular José Mª Aznar y el Gobierno aragonés Marcelino Iglesias.

Manuel Blasco, en sus cuatro años de gestión, incrementó la deuda municipal en 6 millones de euros.

Gestionar sin el Urban 

En la época de Manuel Blasco había una diferencia sustancial en el día a día de la gestión financiera del Ayuntamiento.

Dada la menor capacidad del propio Consistorio y la escasez de fondos europeos en forma de Plan Urban, lo que un alcalde tenía que hacer, puede que mucho más que ahora, era buscar financiación donde existía, es decir en el Gobierno aragonés y también en el Gobierno de la nación.

Así, puede decirse que fue esta la legislatura en la que más fondos de otras administraciones se consiguieron para Teruel, sin que el Ayuntamiento tuviera que completar aportaciones. Fue aportación externa “neta”.

Como elemento de financiación europeo existían los Fondos de Cohesión europeos, que hoy también siguen vigentes (en diversos formatos), pero era una cuantía menor que los planes Urban. Este plan Urban, que se desarrolló posteriormente, se tramitó y se obtuvo la financiación en esta legislatura. 

Principales inversiones entre 1.999 y 2.003 

Durante este periodo, las inversiones realizadas en nuestra ciudad fueron, entre otras:

-Se abrió el Centro de día de Santa Emerenciana

-Se abrió el centro social del Arrabal

-Se restauró y abrió el Aljibe de la plaza del Torico, que fue pagado por el Ministerio de Fomento

-Se restauró la cubierta de la catedral, con fondos del Ministerio de Cultura

-Se abrieron las piscinas de San León y Fuenfresca

-Se construyó el Campo de fútbol de la Fuenfresca

-Se cubrió el frontón de San Blas

-Se reformó el gimnasio del Colegio Miguel Valles, que lo pagó el Consejo Superior de Deportes

-Se abrió el Parking de San Martín, vendiéndose las plazas que salieron a la venta, estando hoy al 100 por cien de ocupación

-Se reformó el entorno de la plaza del Ayuntamiento, de la Catedral y del venerable Francés de Aranda, todo ello con cargo exclusivo de fondos de la DGA

-Plan de Depuración con cargo a Fondos de Cohesión 

También se mejoró la accesibilidad de edificios públicos (recibiendo un premio por ello en 2.002), se fomentaron algunas escuelas taller, y se iniciaron actividades sociales de tele asistencia, programas de ocio alternativo, etc. 

También se incrementó la dotación humana y medios técnicos de la Policía Local

 -Como cuestión más llamativa en el día a día, desapareció el entrañable pesetero y se instauró una red moderna de autobuses urbanos

– En esta legislatura se habilitó suelo para viviendas en el Polígono Sur, ensanche del Ensanche y La Salle

 -Finalmente, y aunque la financiación fue estatal, hubo un proyecto que tuvo importancia decisiva en el día a día turolense, que fue la puesta en marcha de la Ronda Norte que une la carretera de Alcañiz y la carretera de Zaragoza, ahora autovía. Desde su puesta en marcha dejaron de verse camiones en el centro de la ciudad 

 
 

El solar de los PP Paules, pendiente aún de destino final

La importancia de la gestión del patrimonio

Ante la falta de grandes programas europeos, el Consistorio en esta época tuvo que gestionar el patrimonio público de suelo, con resultados llamativos. Por ejemplo: 

-Se hizo una importante labor de compra de patrimonio, que pasó a engrosar el patrimonio municipal

-Se adquirió la casa de Doña Blanca

-Se adquirió el solar de los Paules

-Se adquirió el asilo en San Julián

-Se adquirió la Iglesia de San Miguel 

En estos casos, es importante saber que el valor inmobiliario de estos solares y casas están muy por encima del valor pagado. Por ejemplo, el solar de los Paules se compró por un precio casi 20 veces menor que su valor residencial para su uso comercial o residencial.

Muchos proyectos que ahora están sobre la mesa giran sobre estos edificios que en esta legislatura se adquirieron a un precio barato. 

Además, se consiguieron 6,8 millones de euros por la venta de solares al INSS (donde próximamente se va a inaugurar su nueva sede), por la venta de parcelas del Polígono La Paz a industriales y por las subastas de solares de uso residencial. Estas ventas se hicieron a precio de mercado puro y duro. 

Conclusiones de este periodo

Aunque la deuda de la ciudad aumentó poco, el nivel de obras de tamaño medio fue alto.

Ha sido hasta ahora, la legislatura en la que más fondos netos se consiguieron para la ciudad.

La gestión municipal consiguió financiación de obras de la administración central y autonómica y se inició el cambio que posteriormente consolidaría en la ciudad el Plan Urban, con la aparición de las grandes obras cofinanciadas.

Además, durante varios años la ciudad pudo disponer de 1,8 millones de euros que el gobierno aragonés entregaba por convenio a las arcas municipales, para su libre inversión por el Ayuntamiento  sin tener éste que aportar nada o completar aportaciones).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone