El 91% de los comercios aragoneses cumple con todos los aspectos controlados en la campaña de inspección de rebajas

Domingo, 7 Agosto , 2016 | Por | Categoria: Actualidad Local

imagenes__MG_8485_Foto_Luis_Correas_GA_e6c1b8c6Casi 650 establecimientos de las tres provincias fueron visitados en los primeros días

 El 91% de los comercios aragoneses cumple con todos los aspectos controlados en la campaña de inspección de rebajas llevada a cabo por la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios en los primeros días de la temporada de rebajas de verano, con el objeto de comprobar la exposición de precios, la información del doble precio, la exhibición de la duración de las rebajas y las condiciones.

El número de establecimientos visitados por la Inspección de Consumo en las tres provincias asciende a 648, comprobándose que el 72,07% de los comercios inspeccionados colgaban el cartel de rebajas, el 12,35% ofrecían otro tipo de promociones (liquidaciones, descuentos, etc.), mientras que el 15,59% no publicitaban oferta alguna, si bien no tienen obligación de hacerlo, dada la liberalización del sector. Suele tratarse de establecimientos muy selectos que deciden no establecer ningún periodo de rebajas.

En cuanto a la exhibición de precios se constata que en el 93,52%, el consumidor está debidamente informado del precio de los productos.

En lo que respecta a los comercios con rebajas, se comprueba que en un porcentaje que oscila entre el 92 y el 98%, se cumple con la obligación de informar del doble precio tanto en el interior como en el exterior del establecimiento. El cartel informativo de la duración de las rebajas aparece visible en el 65% de los casos.

Computando todos los aspectos controlados se concluye que el porcentaje de cumplimiento si sitúa en el 91%, dato muy similar al obtenido en actuaciones precedentes.

Además, no ha aumentado el número de denuncias en este periodo con respecto al resto del año, no siendo proporcional el número de denuncias presentadas con respecto al número de ventas. En general, los comerciantes cumplen y las reclamaciones se llevan a cabo con escasas incidencias.

Desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios se recuerda que, ante cualquier reclamación, el cliente debe dirigirse en primer término al propio establecimiento, donde se deberá dar una respuesta en el plazo máximo de un mes; transcurrido ese plazo o no siendo satisfactoria esa propuesta, podrá entonces dirigirse a las oficinas de información al consumidor o a los servicios provinciales de Ciudadanía y Derechos Sociales.

En el teléfono 900 12 13 14 se puede consultar cualquier duda que se plantee en relación con cualquier asunto relacionado con los derechos de los consumidores.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone