El Ayuntamiento inicio el año pasado 143 expedientes por abandono de vehículos en la calle

Miércoles, 9 Marzo , 2011 | Por | Categoria: Actualidad Local

Imagen de un coche abandonado

El Ayuntamiento de Teruel ha impuesto varias sanciones de 601,02 euros a los propietarios de vehículos por dejarlos abandonados en la vía pública y no atender a los requerimientos de retirarlos o regularizar su situación. Esto no es nuevo, ya que en el pasado año 2010 se abrieron 143 expedientes por este asunto, siendo 119 en el año 2009 y 148 en el año 2008 según consta en la memoria anual que recoge las actuaciones de la Policía Local. En lo que respecta a los expedientes del año pasado, en 96 de ellos se procedió por parte de los propietarios a regularizar la situación del vehículo implicado, mientras que 23 coches fueron trasladados a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT) para su posterior destrucción y descontaminación, como indica la Ley de Tráfico que atribuye la competencia de ordenar ese traslado a los municipios. Los 24 expedientes restantes estaban todavía en trámite cuando se redactó la memoria.

Cuando se detecta un vehículo estacionado con síntomas de llevar bastante tiempo inmovilizado, con acumulación lógica de suciedad y basura en los bajos y alrededores, ruedas pinchadas, cristales rotos, etc., y se comprueba que permanece estacionado por un periodo de tiempo superior a un mes en el mismo lugar y presenta desperfectos que hacen imposible su desplazamiento por sus propios medios o le falta la placa de matrícula, se solicita autorización para su tratamiento residual. Con todo esto documentado, se requiere al titular del vehículo que en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente al de la notificación proceda a la retirada del vehículo de la vía pública. En caso de que no se retire en el plazo de tiempo marcado, se procede a su traslado al CAT para su descontaminación y posterior reciclado. Además se incoa procedimiento sancionador contra el propietario del vehículo a través de un decreto de alcaldía por presunta infracción del artículo 34.3.b) de la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos. Este decreto otorga al presunto infractor un plazo de quince días hábiles para formular alegaciones en su defensa y aportar cuantos documentos y justificantes estime de interés y proponer las pruebas que considere necesarias. En caso de que no haya respuesta por parte del propietario o las alegaciones que presente no sean admitidas, la ley prevé la imposición de una multa de 601,02 euros al propietario del vehículo por considerar infracción grave el abandono, vertido o eliminación incontrolado de cualquier tipo de residuo no peligroso sin que se haya producido un daño o deterioro grave para el medio ambiente o se haya puesto en peligro grave la salud de las personas.

Desde el Ayuntamiento de Teruel se hace un llamamiento a los propietarios de vehículos para que no los abandonen en la vía pública, dado el foco de suciedad que eso supone, además de que puede ser peligroso para los viandantes cuando hay cristales rotos, etc. Por otra parte, también se recuerda que cuando se recibe una denuncia acerca de un vehículo abandonado, la Policía Local no lo puede retirar al día siguiente puesto que hay que cumplir unos plazos y unos trámites que hacen que ese proceso se pueda alargar en el tiempo

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone