El Ayuntamiento ultima un plan de ajuste muy duro

martes, 25 mayo , 2010 | Por | Categoria: Actualidad Local

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Teruel

Las diferentes sociedades municipales, los convenios de contenido no social, la Gerencia de Urbanismo y los funcionarios, principales afectados

Vienen tiempos difíciles. Si el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, tenía que salir esta mañana para informar sobre el teórico, pero aun indefinido, alcance de las medidas del Gobierno del presidente Zapatero para reducir el déficit, este periódico está en condiciones de asegurar que en dos días van a tomarse medidas de mucho más calado. Estas medidas no son más que el reflejo de otras medidas similares tomadas por el Gobierno de la Nación y por el Gobierno de Aragón.

El objetivo de estas medidas es doble. Por un lado, recortar los gastos ordinarios y cumplir con las especificaciones del plan de ajuste financiero municipal y por otro lado, ganar operatividad en algunos sectores.

No se trata tanto de recortar gastos hasta una determinada cantidad sino de un planteamiento de gestión y organización más acorde a los tiempos difíciles que estamos viviendo.

Las sociedades municipales

A semejanza de las medidas anunciadas con las sociedades públicas autonómicas, el Ayuntamiento estaría trabajando con la posibilidad de la desaparición de dos de ellas, Reviter y la sociedad que gestiona el ARI de Cuevas del Siete.

En este sentido, ambas quedarían englobadas en la sociedad Urban. Así se evitan duplicidades en el aparato administrativo, financiero, técnico y gerencial. Se estaría tratando de reubicar a la mayor parte del personal que fuera posible.

De seguir adelante esta medida, algunos de los técnicos de estas dos sociedades que acaban contrato, no se les renovaría, y con otros se debería negociar su cese

También está sobre la mesa la unificación de sedes sociales que, en buena lógica deberían trasladarse a los locales municipales que hay en la zona de la Plaza de San Sebastián, junto a los Franciscanos.

Convenios municipales

Otra de las vías de reducción de gastos que contempla el Consistorio estaría en los diversos convenios que tiene en vigor. A día de hoy, parece que quedarían fuera de todo ajuste los convenios de contenido social, que mantendrían su dotación, e incluso en algún caso, podría verse aumentado. Esto parece ir en coherencia ideológica con las propuestas del Partido Socialista a nivel nacional, que esta priorizando este tipo de esfuerzos económicos.

El resto de convenios se verán, seguramente, afectados. La aportación municipal en actos como la muestra de Folklore va a revisarse. Igualmente la participación en la Institución ferial, lo que podría provocar un cambio de gestión radical en dicha institución, siendo el momento para que la Cámara de Comercio tomase las riendas de la Institución y del Palacio de Exposiciones y Congresos. Esto ya estaba en la mente de los grupos políticos, incluso el propio alcalde lo confirmó en este mismo periódico.

Las aportaciones publicitarias muy cuantiosas como la que se hace a la Televisión Local, también podrían estar sobre la mesa.

La Gerencia de Urbanismo

La Gerencia de Urbanismo es el organismo de carácter público más cuestionado, por coste y por eficacia, también puede verse afectado en estos momentos de ajuste. Se podrían estudiar los contratos de todos los técnicos para ver posibles sinergias con otros departamentos municipales y ver posibilidades de externalizar servicios.

De hecho, la situación actual de la Gerencia siempre ha sido peculiar con un gran baile de técnicos.

Otro factor que puede influir en el estudio de las medidas a tomar con la gerencia seria la práctica paralización del Plan General de Ordenación Urbanística, cuya revisión tramita el gabinete de Zaragoza IDOM. Hace mucho que no se producen noticias sobre dicho documento de revisión, que según ha podido saber este periódico, estaría paralizado por cuestiones técnicas internas de difícil solución a corto plazo.

Rebaja a los funcionarios

Siendo este un tema delicado, falta saber cómo será la rebaja de manera práctica, ya que no afectará a todos los trabajadores públicos por igual. Esta rebaja afectará también a las asistencias a comisiones, que es la única remuneración que cobran los concejales y que, en términos absolutos no son importantes.

La aplicación progresiva de la reducción también deberá estudiarse a fondo.

Finalmente, y sin relación con todo lo anterior, hay una partida de gasto que no se sabe si se está a tiempo de reducir, pero que ha creado un alto grado de malestar en la ciudad. En concreto se trata de los parkings que se están habilitando en diversas zonas de la ciudad, principalmente en el barrio de la Fuenfresca, para que los visitantes que vengan a la ciudad en la vaquilla, estén cómodos y controlados. Y no parecen estar los tiempos para este tipo de gastos

Todo lo anterior se podría aplicar si, de aquí a unos días, no se vuelve a cambiar el escenario macroeconómico de forma esencial.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone