El Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío organiza un campus de verano

Domingo, 6 Junio , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Este centro es el único con estas características en España

El CIAR ha diseñado talleres y actividades de medio ambiente, de biodiversidad, de seguridad vial o de huerto para niños de entre 5 y 11 años

El Centro de Interpretación de la Agricultura y el Regadío (CIAR) organiza un campus de verano para niños de 5 a 11 años, coincidiendo con las vacaciones escolares. Entre el 21 de junio y el 30 de julio, el CIAR -impulsado desde el Departamento de Agricultura y Alimentación- ha programado una serie de actividades semanales que, además de acercar la educación agroambiental a los más pequeños, permite conciliar vida laboral y familiar cuando no hay colegio. En esta línea, se han diseñado talleres y actividades de medio ambiente, de biodiversidad y de huerto, así como de prevención de accidentes en el medio natural y de seguridad vial. También hay programadas juegos dinámicos, cooperativos en grupo, y visita a la piscina de Pastriz un día a la semana. Todo ello, para que, a lo largo de la mañana (entre las 8.30 y las 15.45 horas), los niños no sólo se diviertan, sino que también aprendan a conocer lo que les rodea, así como a respetar el medio ambiente y a evitar accidentes mientras disfrutan de la naturaleza.

Un centro pionero
El CIAR, que gestiona la empresa pública Sirasa, tiene una clara orientación hacia los escolares y los estudiantes de especialidades agrarias y ha recibido la visita de más de 25.000 personas desde que abrió sus puertas en marzo de 2008. El centro, único de estas características en España, nació con la vocación de convertirse en referente en la educación agroambiental y la puesta en conocimiento de los valores naturales y tecnológicos del mundo rural, con especial atención a la agricultura, la modernización del regadío y el correcto uso del agua.
Con este centro se pretende dignificar la figura del agricultor; destacar la importancia de la agricultura a nivel social y económico; mostrar la tradición y la historia de la agricultura de regadío; resaltar la singularidad de los sistemas de riego en Aragón; y mostrar la contribución de la maquinaria agrícola a la mejora de la calidad de vida de los agricultores.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone