El consejero Aliaga ha explicado el trabajo de su departamento en la defensa y promoción del proyecto de la planta termoeléctrica de Azaila (Teruel)

Jueves, 18 Marzo , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

Aliaga en la Comisión de Industria, Comercio y Turismo

El responsable de Industria, Comercio y Turismo ha detallado, en sede parlamentaria, las incidencias surgidas durante el procedimiento administrativo que han impedido la entrada del proyecto turolense en el reparto de las cuotas de producción de energía termoeléctrica

 “Hemos defendido el proyecto de la planta termoeléctrica en el Bajo Martín con papeles, trabajo y argumentos, pero en el procedimiento administrativo, que es complejo, se han hecho cambios”, lo que ha imposibilitado que el Gobierno central haya dado luz verde al proyecto. Así ha explicado el consejero de Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, la exclusión de la planta turolense en el reparto de las cuotas de producción de la energía termoeléctrica en España. Estas explicaciones las ha dado esta mañana, en sede parlamentaria, dentro de la Comisión de de Industria, Comercio y Turismo para informar, como le había requerido el G. P. Popular, “sobre la construcción de una planta termoeléctrica en la Comarca del Bajo Martín entre los términos municipales de Azaila y La Puebla de Híjar”.

El consejero Aliaga ha pormenorizado todo el proceso del proyecto que, como ha asegurado, en un principio se estimaba con “una potencia de 50 megavatios, una superficie de 245 hectáreas y una inversión de 240 millones de euros”. Arturo Aliaga ha detallado todas las actuaciones tomadas al respecto porque “intentamos que fuera la primera central termoeléctrica de España”, pero “a pesar de las prórrogas, sólo ha habido cambios en el proyecto”. El consejero ha informado de que “los trámites del proyecto comenzaron a andar en 2006” y que fue “el 22 de enero de 2009” cuando “la empresa promotora presentó una modificación al proyecto de ejecución” por el que “se reducía el número de colectores, se eliminaba parte del almacenamiento y la inversión pasaba a 140 millones de euros”, lo que “hizo regresar el proyecto a los departamentos competentes” y trabó su tramitación.

“Las causas no son imputables ni al Gobierno de Aragón y al de España”, ha sentenciado Aliaga, quien ha recordado todas las prórrogas concedidas, el trabajo realizado por el Departamento de Industria o la obtención del estudio de impacto medioambiental “que se obtuvo en marzo de 2009”. Aun así, Aliaga ha considerado que “el proyecto está avanzado, tienen el estudio de impacto medioambiental, y podría hacerse algún hueco” si otros proyectos se caen o si existe alguna ampliación de las cuotas de producción de energía termoeléctrica.

El diputado del PP, José Ignacio Senao, grupo parlamentario que había pedido la comparecencia del consejero, ha considerado que la desidia del Ejecutivo autonómico ha impedido llevar a buen puerto la planta termoeléctrica, “ya que se trata de un proyecto estancado”. “Estaba en la línea de salida, pero el Gobierno de Aragón no ha sabido defender nuestros intereses, porque entre Extremadura, Andalucía y Castilla-La Mancha se han llevado el 90% de las cuotas de producir energía termoeléctrica hasta 2013”, ha reseñado Senao.

En el resto de las intervenciones de los grupos políticos, el diputado socialista Carlos Álvarez ha pedido el apoyo de todos para llevar a buen puerto el proyecto y ha destacado el “buen trabajo” del Gobierno regional y la apuesta emprendida por las energías renovables. En la misma línea, Javier Callau (PAR) ha calificado el proyecto como “importante” y ha considerado que la crisis económica ha sido “el punto de inflexión en las decisiones de todas las partes”. La clave, según Callau, ha sido el replanteamiento del proyecto, que ha llevado al momento actual. El PAR ha considerado que, en todo el proceso, el Departamento ha sido “diligente y responsable”.

Por último, el diputado de CHA, Chesús Yuste, ha incidido en la idea de que “Aragón está perdiendo el ritmo en cuanto a las energías renovables” y ha manifestado su “preocupación” por la situación y desarrollo del proyecto de la planta termoeléctrica en el Bajo Martín, ya que “se retrasa hasta, como mínimo, el año 2013”. Asimismo, Yuste ha preguntado a Aliaga por las gestiones de su Departamento para que el proyecto fuera incluido por el Ministerio en la asignación realizada y por las gestiones que se van a hacer desde la DGA para que la planta se ponga en marcha en un futuro.

APOSTAR POR LA ENERGÍA GEOTÉRMICA

Los diputados de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo también han debatido y votado una iniciativa del PP para potenciar e incentivar la geotermia como fuente de energía renovable en usos industriales y domésticos. La proposición no de ley se ha desestimado por los 10 votos en contra de PSOE y PAR, frente a los 7 a favor de PP y CHA. El diputado popular José Ignacio Sena ha pedido “el apoyo para dar el espaldarazo a las energías renovables” y ha destacado una fuente de energía “que tiene amplias posibilidades para desarrollarse”. Mientras que Carlos Álvarez (PSOE) y Javier Callau (PAR) han coincidido al explicar las distintas líneas de trabajo del Gobierno de Aragón en el fomento de energías renovables, “por lo que no es necesario” aumentar las subvenciones, que ya existen y funcionan de manera correcta, han argumentado. Por parte de CHA, Yuste ha alabado las características de la geotermia como fuente de energía, aunque ha recordado “que no es del todo renovable” por “matices científicos” y ha destacado algunos inconvenientes como las emisiones o “la dificultad de su transporte como energía primaria”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone