El consejero de Medio Ambiente ha visitado hoy las áreas cortafuegos de la comarca del Bajo Aragón en las que se han invertido cerca de 450.000 euros

Lunes, 26 Julio , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

Boné, con el alcalde de La Ginebrosa en el centro de la imagen, visitando la zona

También ha conocido las actuaciones llevadas a cabo en La Ginebrosa dentro del Plan del Agua, en las que se han invertido cerca de 200.000 €

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ha visitado esta mañana las áreas cortafuegos de la comarca de Bajo Aragón integradas en el Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva que puso en marcha el Departamento de Medio Ambiente en 2005.

En la zona de La Ginebrosa se ha acondicionado un total de 8,2 kilómetros de áreas cortafuegos para utilizarlas como zona de pastos y se ha invertido 447.000 euros.

En concreto, ha conocido las actuaciones llevadas a cabo en el área cortafuegos que une La Ginebrosa con Cañada de Verich. Tiene una longitud de 6,2 kilómetros y ocupa una extensión de unas 62 hectáreas.

Para acondicionarla, se ha prolongado la pista forestal a lo largo de 1 kilómetro más para dar continuidad a la misma y se ha ampliado la anchura hasta los 4 metros; de esta forma, se han unido los dos términos municipales a través de éste cortafuegos. También se ha construido un depósito de agua que sirve como abrevadero para el ganado, además de llevar a cabo trabajos de desbroce para favorecer el rebrote de la vegetación herbácea. En estas obras se han invertido 219.000 euros.

Dos ganaderos, que tienen sus instalaciones próximas al cortafuegos, pastan en este área; uno, con 600 cabezas de ganado caprino, y otro con 300 de ovino.

También se ha acondicionado otra área cortafuegos, entre La Ginebrosa y La Cerollera, de 2 kilómetros de longitud y con una extensión de 21 hectáreas, en la que se ha reparado una balsa de incendios para facilitar la carga de agua por parte del camión autobomba y se han construido abrevaderos para el ganado, que se llenan también a través de la misma balsa. En esta actuación se están invirtiendo 228.500 euros.

Como ha destacado el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, “la ganadería extensiva es el modelo de futuro. Si queremos mantener nuestros espacios naturales en buenas condiciones hay que revitalizar la ganadería extensiva porque es un elemento económicamente importante para el territorio y medioambientalmente indispensable”.

Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva

El Plan Medioambiental de Ganadería Extensiva se puso en marcha de forma experimental en 2005. Actualmente, unos 320 kilómetros de áreas cortafuegos se mantienen gracias al acuerdo con 42 ganaderos de 13 comarcas que participan en este Plan. Estas zonas suponen 3.200 hectáreas de pastos. El presupuesto del Departamento de Medio Ambiente desde 2005 destinado a este Plan es de 2,1 millones de euros.

Actualmente, los ganados que pastan en esta zona son cabañas de caprino, ovino, vacuno, equino, asnal y camélido.

El objetivo de este Plan es doble: por una parte, se pretende que las cabañas ganaderas que pastan en zonas de áreas cortafuegos o montes de alto riesgo de incendio contribuyan a la eliminación y control de la vegetación de los cortafuegos reduciendo la carga de combustible y manteniendo las condiciones idóneas en esas áreas, y, al mismo tiempo, fijar la población rural aragonesa a través del mantenimiento de las actividades de ganadería extensiva.

Con la puesta en marcha de este plan se facilita a los ganaderos el aprovechamiento de determinadas zonas (áreas cortafuegos) sin coste económico y complementa los trabajos de selvicultura preventiva y limpieza de montes que realizan las cuadrillas de Sodemasa y las actuaciones de conservación y mejora de las infraestructuras que optimizan el combate contra el fuego (dispositivos de detección, comunicaciones y extinción).

Plan del Agua

Por otra parte, el consejero también ha visitado las obras del Plan del Agua que se han llevado a cabo en el municipio de La Ginebrosa. El Instituto Aragonés del Agua (IAA) ha ejecutado la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento del municipio en las que se han invertido 175.000 euros, de los que 150.000 euros han sido subvencionados por el IAA.

En años anteriores, las obras han consistido en la instalación de una bomba elevadora, la mejora de las redes y alcantarillado en la calle Mayor, renovación de redes en la plaza Rinconet, modernización de redes de abastecimiento y alcantarillado en calles periféricas del municipio.

En total, en la comarca del Bajo Aragón, a través del Plan de Agua se han ejecutado 50 actuaciones, que suponen una inversión de 8,9 millones de euros.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone