El Departamento de Ciencia Tecnología y Universidad investiga para conseguir un control más eficaz y racional de la enfermedad del virus mosaico de la alfalfa

Sábado, 24 Julio , 2010 | Por | Categoria: Aragón

El virus ataca a la alfalfa

Éste es uno de los pocos estudios que se hacen en España sobre enfermedades virales que afectan a especies vegetales de gran cultivo, los llamados cultivos extensivo
El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria, dependiente del departamento de Ciencia Tecnología y Universidad, investiga desde el año 2005 el virus mosaico de la alfalfa, una enfermedad muy frecuente en el campo español cuya importante producción nos convierte en el segundo productor de alfalfa de la Unión Europea. Está enfermedad podría producir en los cultivos de alfalfa una disminución del rendimiento y calidad del forraje, con el consiguiente coste económico para los productores.

Los objetivos que persigue el grupo de virología de la Unidad de Sanidad Vegetal del CITA son: conocer la incidencia y distribución del virus en las zonas productoras de alfalfa españolas, su capacidad de dispersión a otros cultivos, principalmente hortalizas, evaluar sus efectos negativos y analizar las características genéticas de las poblaciones del virus presentes tanto en los cultivos como en las malas hierbas que crecen junto a ellos.

El estudio es pionero en España, ya que si bien el virus se conoce y está caracterizado en profundidad, hasta ahora apenas existían datos de su importancia real y distribución en los campos españoles.

La investigación se está desarrollando con la colaboración de cooperativas agrarias, industrias deshidratadoras y otros servicios de investigación. Se han realizado prospecciones en las provincias de Zaragoza y Huesca observándose que el virus es muy frecuente en nuestros campos, sobre todo en parcelas de cierta edad.

La enfermedad es capaz de transmitirse por semilla en alfalfa, de forma que ya está presente desde el inicio del cultivo al realizar la siembra, y también se dispersa de planta a planta por varias especies de pulgones, convirtiéndose en un riesgo para otros cultivos. Por ello, el grupo de virología del CITA también está llevando a cabo la caracterización biológica y genética de distintas cepas del virus en diferentes cultivos para rastrear la pista de dichas cepas y así obtener información sobre sus relaciones de parentesco, agresividad y forma de distribución en el campo. De este modo, se podrá conocer mejor sobre qué factores actuar para conseguir un control más eficaz y racional de la enfermedad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone