El Gobierno de Aragón reitera su apoyo a las comarcas mineras de la Comunidad Autónoma

lunes, 6 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Larraz y Aliga tras la reunión de la Mesa de la Minería esta misma tarde en la sede del Gobierno de Aragón

La Mesa de la Minería, además de aprobar diversos proyectos empresariales y de infraestructuras, que promoverán la creación de 352 puestos de trabajo, ha analizado un manifiesto sobre el carbón suscrito por Aragón, Asturias, Castilla y León y la patronal Carbunión, que próximamente será presentado ante Bruselas

Los consejeros de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, e Industria, Comercio y Turismo, Arturo Aliaga, han presidido la reunión celebrada por la Mesa de la Minería de Aragón, órgano compuesto por el Ejecutivo autónomo, la Diputación Provincial de Teruel, la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa Aragonesa (CEPYME Aragón) y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

Los integrantes de la Mesa de la Minería de Aragón han analizado el manifiesto de apoyo al mantenimiento de un sistema específico de ayudas al acceso a reservas para el carbón de España y Alemania, documento que se firmará próximamente para su presentación ante las autoridades europeas y que han consensuado durante los últimos meses los Gobiernos de España y Alemania, los Ejecutivos autonómicos de Aragón, Castilla y León y Asturias y la patronal Carbunión.

En él, los firmantes piden, entre otras cosas, que la nueva regulación europea para las ayudas específicas a la industria del carbón que se ponga en marcha en enero de 2011 no condicione las ayudas únicamente al cierre de las explotaciones mineras, sino a su funcionamiento a medio y largo plazo en el contexto de un plan de acceso a reservas y teniendo en cuenta su repercusión social. Del mismo modo consideran imprescindible, hasta que se logre el consenso necesario para aprobar esta regulación, mantener el actual Reglamento europeo sobre ayudas estatales a la industria del carbón para el periodo 2003-2010, que argumenta que una estrategia que tenga por objeto reforzar la seguridad del abastecimiento energético debe prever el futuro del carbón comunitario manteniendo el acceso a las reservas europeas y estima que la desaparición de todas las explotaciones carboníferas de la Unión Europea a corto plazo podría tener consecuencias en la seguridad del abastecimiento energético a largo plazo .

Además, el manifiesto juzga importante que España y Alemania, como los dos países más interesados en el mantenimiento de las ayudas específicas que son, impulsen conjuntamente un marco en el que quepan los distintos planteamientos que en el seno de la Unión Europea coexisten con respecto al carbón, partiendo de la premisa de que un reglamento que contemple el acceso a las reservas autóctonas de carbón no incentiva un mayor uso del carbón y más emisiones, sino que garantiza la posibilidad de sustituir carbón importado procedente de suministradores poco fiables por carbón autóctono, más seguro. El documento apunta también que el Estado español debe dar por concluida su reestructuración de la minería y apostar por la estabilidad del sector, al menos en sus volúmenes actuales.

Este manifiesto recuerda en su exposición inicial que la legislación comunitaria y las diferentes comunicaciones de la Comisión afirman que el carbón es un componente esencial del abastecimiento energético europeo y que debe seguir siéndolo, especialmente por su contribución a la seguridad del suministro. También detalla que el carbón autóctono ha actuado como moderador de los precios del mercado eléctrico en España y en Alemania en los últimos años.

Aliga y Larraz y algunos de los asistentes a la Mesa de Minería celebrada hoy en Zaragoza

El texto hoy analizado por la Mesa de la Minería de Aragón contiene abundantes datos que sustentan estas afirmaciones. Entre ellos, aborda la elevada dependencia energética exterior de España (81,7%) y de Europa (58% hoy y previsto 75% en dos años), que justifica la necesidad de mantener una actividad minera mínima que garantice el acceso a reservas en caso de desabastecimiento, argumento que refuerza el hecho de que casi dos tercios de los países productores de carbón en el mundo puedan ser considerados como políticamente inestables, lo que conlleva no pocos riesgos para la seguridad del suministro. El manifiesto refiere igualmente que varios países de la Unión Europea (entre ellos España) llevan varios años haciendo frente a sucesivos planes de reestructuración de la industria carbonera, al igual que sus empresas han invertido abundantes cantidades para minimizar las emisiones, hasta el punto de que Europa lidera internacionalmente la minería del carbón y la tecnología necesaria para que estos procesos se desarrollen de la forma más limpia posible.

Por último el manifiesto se apoya también en estudios económicos como los de la Universidad de León- que indican que las ayudas que reciben las unidades productivas de carbón incluidas en la Reserva Estratégica son devueltas holgadamente a las arcas públicas a través de las cargas fiscales, coberturas sociales y actividad económica que generan y que beneficia a muchos otros sectores, o que los costes fiscales de la desaparición de la industria del carbón son superiores a las ayudas para su mantenimiento, si se considera de forma realista el empleo y la actividad que genera.

Carta a los comisarios europeos

La Mesa de la Minería de Aragón también ha conocido una carta enviada el pasado viernes 3 de septiembre por el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, y sus homólogos de Asturias y Castilla y León al presidente de la Comisión Europea y a todo el Colegio de Comisarios Europeos, entre los que se encuentran algunos importantes para todo lo relacionado con la industria del carbón como los de Competencia, Industria, Medio Ambiente, Mercado Interior, Fiscalidad, Comercio, Investigación o Energía. En esta carta, acordada previamente con el Gobierno de España, los consejeros recuerdan que la industria productora de carbón española se encuentra en una situación límite como consecuencia de la ausencia de un marco jurídico y normativo estable que habilite el consumo de carbón autóctono para la generación eléctrica, de ahí que la demora por parte del Colegio de Comisarios en el visto bueno o aprobación del Real Decreto planteado por el Estado español por el que se establece el procedimiento de resolución de restricciones por garantía de suministro tendría gravísimas consecuencias socioeconómicas e impactos particularmente catastróficos sobre la cohesión territorial, social y económica de las comarcas mineras, en las que el paro excede ya por término medio en 10 puntos la media nacional y cuya población es de varios cientos de miles de habitantes.

El citado Real Decreto es, a juicio de los firmantes, una herramienta jurídica necesaria para salvaguardar en España la seguridad de abastecimiento energético, uno de los pilares básicos de la política energética europea. La carta señala que en el caso español el carbón es el único combustible autóctono que puede cubrir el 10% de la demanda energética del país, resultando competitivo en precios y modulando los mismos en caso de fluctuaciones alcistas de los precios internacionales de los combustibles fósiles. Además se trata de una fuente energética gestionable, almacenable y programable, cosa que no ocurre con otras como las energías renovables o el gas natural.

Esta carta expone asimismo la relevancia de los datos económicos ligados al carbón en España: 10.000 puestos de trabajo directos y 30.000 indirectos, además de una holgada recuperación en conceptos impositivos directos e indirectos y de Seguridad Social de las ayudas que recibe este sector. Del mismo modo el texto pide que se tenga muy en cuenta el impacto económico y social directo e inducido que plantean las actividades mineras y de generación eléctrica con carbón autóctono sobre determinados espacios geográficos de configuración singular como las citadas comarcas mineras.

Proyectos empresariales y de infraestructuras

La Mesa de la Minería de Aragón ha aprobado en su reunión de hoy un nuevo paquete de proyectos de infraestructuras correspondientes al Plan de la Minería 2006-2012 y que previamente había seleccionado el Grupo Técnico de la Minería. Se trata de 11 proyectos que suman un importe de 8,7 millones de euros y que están promovidos por los Ayuntamientos de Alloza, Andorra, Ariño, Calanda, Mezquita de Jarque, Utrillas, Alcorisa y Castellote, además de por FIA-UGT Aragón. Se trata de proyectos ligados al turismo, la infraestructura industrial y agrícola o la asistencia.

La reunión ha servido también para aprobar el listado de proyectos empresariales evaluables correspondientes a la convocatoria de 2010 (se adjunta el documento). Se trata en este caso de 18 proyectos que se ubicarán en localidades de las provincias de Huesca (Fraga), Zaragoza (Caspe) y Teruel (Calanda, Alcañiz, Alloza, Andorra, Escucha, Albalate del Arzobispo y Montalbán) que plantean una inversión global de 86,7 millones de euros y la creación de 309 nuevos puestos de trabajo -105 de ellos femeninos- en las comarcas mineras. Es destacable el aumento en el empleo y la inversión previstos respecto a la convocatoria de proyectos empresariales del Plan de la Minería del pasado año 2009, que se cerraba con 19 proyectos, 70,9 millones de euros de inversión y 165 empleos.

Por último, la Mesa ha dado luz verde a otros 32 proyectos empresariales englobados en la categoría de pequeños proyectos empresariales del Plan de la Minería (coloquialmente, línea Mini-Miner, destinada a apoyar pequeños proyectos empresariales que se instalen o amplíen en municipios mineros y limítrofes), que proponen la creación de 43 puestos de trabajo -11 femeninos- y una inversión cercana a los 9 millones de euros. Por localidades, 10 proyectos son de Fraga, 6 de Andorra, 3 de Alcañiz, 2 de Aguaviva, 2 de Alcorisa y 1 de Estercuel, Mas de las Matas, Foz-Calanda, Mequinenza, Utrillas, Caspe, Híjar, Aliaga y La Ginebrosa. La localidad donde más proyectos hay es Fraga (Huesca), con 10 iniciativas que plantean crear 14 nuevos puestos de trabajo con una inversión de 2 millones de euros.

Esta nueva convocatoria anual de pequeños proyectos empresariales, presentada el pasado mes de febrero por el Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón y el Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras, complementa la línea habitual de proyectos empresariales del Plan de la Minería, que seguirá convocándose cada año. Esta destinada a pequeños proyectos de los ámbitos industrial, turístico o formativo entre otros que puedan instalarse en 87 localidades de la Comunidad Autónoma (las mismas 87 del Plan de la Minería: 2 en Huesca, 6 en Zaragoza y 79 en Teruel).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone