El Gobierno de Aragón se compromete a no cerrar colegios con cuatro alumnos en el mundo rural

Miércoles, 15 Julio , 2015 | Por | Categoria: Aragón

En la imagen, Maite Pérez , Consejera de Educación

En la imagen, Maite Pérez , Consejera de Educación

En primer lugar, la titular de Educación ha avanzado que se está llamando a los alcaldes de los municipios que cuentan con colegios rurales agrupados (CRA) con 5, 4 e incluso 3 alumnos para informarles de que se van a paralizar los expedientes de cierre (por el límite de 6 alumnos establecido por el anterior Ejecutivo aragonés) y que la última semana de agosto está previsto analizar conjuntamente con las Comisiones de Garantías de Escolarización de cada provincia la situación real de cada una de ellos.

En concreto, los centros con menos de 6 alumnos en la provincia de Zaragoza son: CRA “El Mirador” de Moros, en Moros (5 alumnos); CRA “Mesa-Piedra-Alto Campillo” de Ibdes, en Campillo de Aragón (4); CRA “Monlora” de Erla, en Piedratajada (3 alumnos); y CRA “La Cepa” de Paniza, en Encinacorba (4).

En la provincia de Teruel, son el CRA “Somontano-Bajo Aragón”, en Gargallo (3 alumnos) y Los Olmos (5-autorizado); CRA “Olea” de Castellote, en Cañada de Verich (4); CRA de “Martín del Río”, en Castel de Cabra (5-autorizado); CRA “Campo de Bello”, en Tornos (4); y CRA “El Poyo de Cid” de El Poyo de Cid, en Báguena (3).

En Huesca, se trata de CRA “Monegros Norte” de Lanaja, en Orillena (4), CRA “Río Aragón” de Puente La Reina, en Santa Engracia de Jaca (4); y CRA “Arco Iris” de Conchel, en este municipio (3), ha detallado el Gobierno aragonés en una nota de prensa.

COMISIÓN DE GARANTÍAS

Mayte Pérez también ha querido dejar claro que cambiará el funcionamiento de la Comisión de Garantías de Escolarización. “Se va a volver a convertir en un órgano de participación y de deliberación. No va a ser un órgano en el que la Administración simplemente informa a las organizaciones sino que va a participar en las decisiones y analizar caso por caso”.

“Vamos a deshacer lo andado”, ha asegurado la consejera de Educación, al advertir de que una dirección provincial en funciones está tomando decisiones contrarias a la política educativa puesta en marcha por este Departamento.

De hecho, se ha tenido que paralizar in extremis el cierre de 11 aulas en la ciudad de Zaragoza por no haber matrícula, debido al aumento de ratio “y a una política educativa errónea aplicada en estos últimos cuatro años y que exige un cambio de planificación para distribuir bien los recursos y para elevar la calidad educativa de los alumnos”, ha aseverado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone