El ITA participa en el proyecto ECOVARN, con el que se espera impulsar el sector de barnices en la Unión Europea

Jueves, 15 Julio , 2010 | Por | Categoria: Portada

Imagen del público asistente a la jornada

El proyecto se desarrolla en el marco de la Red Aragón 7PM, una iniciativa del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad para reforzar la participación del sistema científico-tecnológico aragonés en los programas europeos de I+D+I

El Instituto Tecnológico de Aragón (ITA) ha presentado el proyecto ECOVARN dentro de la Jornada “Investigación en beneficio de las PYMES en el contexto europeo”. El proyecto se desarrolla en el marco de la Red Aragón 7PM, una iniciativa del Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad para reforzar la participación de los actores del sistema científico-tecnológico aragonés en los programas europeos de I+D+I y, en particular, en el 7º Programa Marco de la Unión Europea.

Carlos Gómez, director de Cooperación Internacional del ITA, expuso la descripción del proyecto que “ECOVARN surge en un contexto en el que los sectores industriales europeos, fabricantes de muebles de madera y fabricantes de barnices, constituidos por PYMES, están sometidos a un proceso continuo de declive en su competitividad industrial. Además, otra necesidad imperiosa de este sector es el desarrollo de barnices que cumplan con la legislación vigentes respecto a la ausencia de componentes orgánicos volátiles, pero que a la vez posean altas prestaciones funcionales y alta calidad de acabado, como las que tienen los actuales barnices basados en disolventes orgánicos”. Por ello, los empresarios se plantearon la necesidad de innovar para mejorar el rendimiento y resultado de su trabajo. Se crearon consorcios empresariales para ser capaces de asumir los costes de investigación y se dirigieron a centros tecnológicos capaces de identificar la problemática que planteaba ese sector y de realizar la labor de I+D. En este sentido, los países participantes en ECOVARN son: España, Alemania, Eslovenia y Chipre. Y son 3 los centros de investigación que colaboran en este proyecto. El ITA realiza la caracterización mecánica del material y verifica la calidad del producto.

“El objetivo es desarrollar formulaciones innovadoras a partir de aceites vegetales y sus modificaciones, que proporcionen alta resistencia a partir de aceites vegetales y sus modificaciones, que proporcionen alta resistencia a la abrasión y al desgaste a un precio competitivo, ofreciendo a los usuarios finales –fabricantes muebles, suelos, puertas y demás de madera- una alternativa a los barnices actuales basados en disolventes orgánicos. Así, la solución es el desarrollo de una nueva tecnología de barnices, basados en agua con altas prestaciones funcionales y calidad de acabado. Además pueden ser comercializados tanto en la Unión Europea como en Estados Unidos, ya que cumplen con la legislación vigente respecto a la ausencia de componentes orgánicos volátiles”, indicó Carlos Gómez.

Durante su intervención, el director de Cooperación Internacional del ITA animó a los empresarios a participar en proyectos de investigación y puso como ejemplo los beneficios que puede reportar el citado ECOVARN. “Se espera impulsar el sector de barnices en la UE, con la recuperación del 13 por ciento de la cuota de mercado en 10 años, respecto a las previsiones actuales, y salvar 10.000 puestos de trabajo entre las 150.000 PYMES que se beneficiarán de esta ventaja competitiva, con la creación de 20.000 nuevos puestos de trabajo”.

La Jornada organizada por el ITA, como miembro de la Red Aragón 7PM, se realizó en colaboración con el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), con el fin de dar a conocer a los pequeños y medianos empresarios cómo se pueden beneficiar de la investigación en el contexto europeo. Para ello, se contó con la exposición de más experiencias, como el proyecto PRO4PLAST, para la producción y fabricación de moldes para plásticos mediante la aplicación de una nueva técnica de simulación, de fácil manejo”.

También se dio a conocer el proyecto BADANA, por el que se aprovechan los residuos vegetales del cultivo de plátanos para su transformación en compuesto plásticos para la industria automovilística y otras aplicaciones. Con la fibra platanera se consiguen materiales termoplásticos con propiedades para diversas aplicaciones, resinas de base y moldeo de material, entre otras. De esta manera, se obtiene un plástico sin impacto medioambiental. En este proyecto colaboran la Universidad de Zaragoza y Cooperativas Plataneras de Canarias (COPLACA).

Además, la empresa aragonesa ARTIBAL, ubicada en Sabiñánigo, dio a conocer su experiencia en la participación de programas de I+D públicos autonómico, nacional y europeo. Su representante expresó la oportunidad que le ha brindado el poder asociarse a los consorcios que se crean para llevar a cabo estos proyectos, dentro del sector químico. Se trata de una fábrica de barnices para envases flexible o semirígidos y las investigaciones le han permitido “elaborar barnices activos, inteligentes y de alta barrera”, señaló en su intervención.

Por último, Luis Guerra, del Punto Nacional de Contacto del CDTI, animó a los empresarios a desarrollar nuevos productos, procesos o servicios con potencial de mercado. “La convocatoria del 7 Programa Marco de la UE para PYMES, centros tecnológicos y universidades concluye en diciembre de este año y va a permitir a las empresas aumentar su competitividad en Europa a través de la mejora de conocimiento tecnológico y del acceso a la información, la difusión en nuevos mercados y clientes y la ampliación de sus redes de contacto. Además la financiación de la UE cubre el 100% de los costes de I+D”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone