El Parlamento autonómico apuesta por “erradicar cualquier forma de acoso en el ámbito escolar aragonés”

Jueves, 18 Mayo , 2017 | Por | Categoria: Aragón

Todos los grupos han apoyado de forma unánime en la sesión plenaria de esta mañana el dictamen de la Comisión especial para el estudio sobre políticas, medidas y recursos necesarios para acabar con esta lacra, en un debate en el que han participado María José Ferrando (PP), Margarita Périz (PSOE), Erika Sanz (Podemos), María Herrero (PAR), Susana Gaspar (Ciudadanos) y Gregorio Briz (Grupo Mixto)

El Parlamento autonómico ha apostado esta mañana por “erradicar cualquier forma de acoso en el ámbito escolar aragonés adoptando las iniciativas y medidas legislativas que sean necesarias para ello y fortalecer así el modelo educativo de la Comunidad”. Todos los grupos han aprobado de forma unánime en el inicio de la sesión plenaria de esta mañana el dictamen de la Comisión especial para el estudio sobre políticas, medidas y recursos necesarios para acabar con esta lacra, un texto cuyas líneas principales han sido expuestas desde la tribuna por la coordinadora de la Comisión, la socialista Margarita Périz, en un debate en el que también han participado la popular María José Ferrando, la integrante de Podemos Erika Sanz, María Herrero (PAR), la portavoz de Ciudadanos Susana Gaspar y el diputado del Grupo Mixto Gregorio Briz (CHA).

Entre las medidas concretas de actuación que el texto propone, cabe destacar la de “la elaboración por parte del Gobierno de Aragón de un proyecto específico contra el acoso escolar, en el marco de plan integral contra el acoso escolar en la Comunidad”, así como “la creación del observatorio aragonés por la convivencia y contra el acoso escolar, del que depende una mesa permanente de prevención y erradicación” de esta lacra.

Además, se contemplan una serie de medidas específicas orientadas tanto a la prevención como a la intervención. En el primer apartado se encuentran las de “elaborar (o actualizar, en su caso) un plan de convivencia por parte de cada centro; incluir en los currículos de las distintas etapas del sistema educativo la educación afectivo sexual; aumentar la plantilla de orientadores en estos lugares; habilitar espacios y tiempos compartidos entre las familias y los profesores para trabajar esta cuestión; favorecer la realización de proyectos de investigación sobre el tema; incluir la lucha común contra el acoso entre las medidas de un futuro pacto educativo en la Comunidad; o incorporar en los presupuestos autonómicos un concepto específico destinado a combatir esta problemática”.

En lo que se refiere al ámbito de la intervención, el texto plantea acciones como “establecer un protocolo de actuación ante el acoso escolar, elaborar una guía de padres para que éstos sean capaces de identificar si sus hijos lo sufren o llevar a cabo un plan de protección dirigido a las víctimas así como otros de intervención socio-comunitaria”.

La Comisión, creada el pasado año tras un acuerdo plenario y constituida por un miembro de cada grupo parlamentario, ha celebrado un total de catorce sesiones, en las que han comparecido diversos expertos en la materia como profesores, psicólogos o miembros de asociaciones especializadas. El dictamen recoge que “el estudio de la realidad del acoso escolar en sus diferentes expresiones pone de manifiesto la necesidad imperiosa de trabajar desde la prevención como única forma efectiva de erradicar esta problemática a medio y largo plazo”. “Reforzar e incorporar diferentes instrumentos, contenidos y programas que vengan a fomentar conductas prosociales en los niños y jóvenes, a desarrollar su óptima educación emocional y a dotarles de competencias socioemocionales positivas debe ser la apuesta decidida de las administraciones públicas competentes”, se expone. Asimismo, se concluye que para erradicarlo, “se torna fundamental la visión amplia de esta realidad, que va mucho más allá de plantear acciones dirigidas a la víctima y al agresor”. “Está clara la necesidad de que se actúe con la implicación de toda la comunidad, y hacerlo empleando todos los momentos y espacios (contando con los tiempos de recreo, de comedor, actividades extraescolares, etcétera)” se apunta. También se habla de la necesidad de que las familias “jueguen un papel activo y preventivo en este asunto y de que la formación del profesorado específica en lo relativo al acoso escolar, por un lado, y general en cuanto a la educación emocional, por otro, requiere de un esfuerzo importante que la administración debiera hacer a corto plazo”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone