El presidente de la Comarca Comunidad de Teruel visita Las Minas de Libros

Miércoles, 1 Agosto , 2012 | Por | Categoria: ACTUALIDAD PROVINCIAL

Este es uno de los recursos del programa Abriendo Espacios que más interés despierta entre los propios habitantes de la Comarca

EL presidente de la Comarca Comunidad de Teruel, Joaquín Juste, junto con la consejera de turismo de la institución comarcal, Esther Úbeda, se han desplazado hasta Libros para participar en una de las visitas guiadas a las antiguas minas de azufre que organiza la Comarca dentro del programa Abriendo Espacios.

El antiguo barrio de las minas de azufre llegó a contar con más de 2.000 habitantes, en la actualidad apenas quedan restos de lo que fue esa gran barriada pero, la curiosidad de visitar el lugar está en las casas cueva que todavía se conservan y en la que se alojaron los primeros mineros que fueron a trabajar a Libros.

En la actualidad hay 10 cuevas rehabilitadas que permiten hacerse una idea de cómo eran estas casas escavadas en la montaña. Esta rehabilitación se ha hecho gracias al interés de un habitante de la localidad, Julián martínez, que poco a poco ha ido dedicando su tiempo a esta labor que ha sido muy valorada, prueba de ello es que va a ser proclamado hijo adoptivo de Libros.

Durante la visita a las minas de libros también se puede entrar a la ermita, el ñunico de los edificios que queda en pié ya que fue excavada en la roca por los mineros. En su interior se puede ver una maqueta de cómo fue esta población y de todos los servicios con los contaba además, hay una réplica en bronce de esta maqueta en la oficina de turismo de Teruel.

 

Abriendo espacios

 

La visita a las minas de azufre de Libros es una de las actividades recogidas en el programa Abriendo Espacios que cada año pone en marcha la Comarca Comunidad de Teruel. La informadora turística está en la ermita del antiguo barrio minero todos los miércoles de 11:30 a 14 h y de 16:00 a 18:00 h.

 

 

La vida en las Minas de Libros (www.turismocomarcateruel.com)

 

En el barrio de las Minas de Libros se inició la actividad minera en 1777. En 1906 la empresa La Industrial Química de Zaragoza continuó la extracción de azufre hasta el cierre definitivo de las minas en 1956.

En un principio las viviendas de los trabajadores y sus familias eran cuevas que habían escavado en la montaña; cada una tenía su puerta pintada de un color diferente, lo que llamaba la atención a cualquiera que se aproximara hasta el lugar.

Posteriormente se creo la primera barriada, que estaba formada por casas de dos plantas con viviendas independientes. Poco a poco el barrio fue creciendo y se construyó otra barriada, y después lo que se conocía como el barrio chino.

El barrio de las minas de Libros llegó a albergar a más de 1000 mineros que vivían con sus respectivas familias, lo que incrementaba la población hasta casi 2000 personas.

En la zona disponían de una gran cantidad de servicios como el hospital, la Comandancia, las escuelas, la casa de los sindicatos, el economato, la panadería, la carnicería, los bares, la posada y una serie de recursos que hacía pensar a la gente de fuera que llegaba hasta allí, que había llegado a la capital.

Tras la muerte del ingeniero que organizaba el trabajo de las minas y con el descenso del empleo del azufre, fueron cerradas. A pesar de todo algunos de los trabajadores se resistían a que todo terminara e intentaron volver a ponerlas en marcha pero no tuvieron éxito.

La empresa propietaria de las minas, al cerrar, vendió la madera, principalmente las vigas de las casas del barrio, por lo que derribaron todas las infraestructuras que existían, posteriormente fueron saqueadas para llevarse las piedras que construían las viviendas y todos los enseres que pudieran tener el mínimo valor, no obstante, los mineros que tuvieron que abandonar sus hogares, se llevaban también algún recuerdo de lo que fue su vida durante esos años, algo simbólico como una piedra de lo que fue su casa.

 

 

Cómo llegar: Una vez pasado el municipio de Libros, seguir hacia Riodeva y entre el kilómetro 4 y 5, existe un desvío a la izquierda de la carretera, al fondo veremos la ermita.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone