El Servicio Aragonés de Salud adjudica el desarrollo del nuevo modelo de receta electrónica

Domingo, 15 Agosto , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Tras la experiencia piloto, realizada en Teruel, el sistema se extenderá a toda la Comunidad Autónoma entre noviembre de 2010 y finales de 2011

El Servicio Aragonés de Salud (SALUD) acaba de adjudicar el proyecto para desarrollar e implantar el sistema de receta electrónica en la Comunidad Autónoma de Aragón. Se trata de un programa informático con múltiples funciones, entre las que destaca la facilidad que tendrá el paciente para obtener la medicación prescrita por su médico en cualquier oficina de farmacia únicamente con la presentación de su tarjeta sanitaria.

Con la implantación de la receta electrónica se espera beneficiar especialmente a los enfermos crónicos, ya que su médico podrá recetarles en un único acto los medicamentos que precise para un periodo de hasta un año, sin necesidad de tener que pasar por la consulta únicamente para recoger las recetas, reduciéndose de este modo el tiempo médico dedicado a cuestiones meramente administrativas.

Las recetas podrán ser recogidas en cualquier oficina de farmacia de Aragón. Una vez identificado el paciente con su tarjeta sanitaria, el farmacéutico tendrá acceso a las recetas que el paciente puede retirar. Como ventaja adicional, cabe señalar que la utilidad informática permitirá establecer una relación directa entre el médico que emite la receta electrónica y el farmacéutico que dispensa el fármaco, pudiendo éste notificar al facultativo cualquier incidencia en relación con la prescripción o con el cumplimiento del tratamiento, reforzando así la figura del farmacéutico como agente sanitario.

La aplicación de receta electrónica estará incorporada al sistema informático con el que ya trabajan los médicos de Atención Primaria y en el que está registrada la historia clínica de cada paciente. Cuando un médico vaya a hacer una receta a su paciente, el programa le ofrecerá las distintas alternativas terapéuticas disponibles y el facultativo podrá llevar a cabo la selección de la opción que mejor se adapte a las condiciones del paciente, al incorporar también un sistema de alertas con información sobre posibles problemas relacionados con la medicación derivados de interacciones o contraindicaciones. Asimismo el programa facilitará la tarea de los médicos en la selección de los tratamientos con criterios de calidad y eficiencia.

El sistema, de acuerdo con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, permitirá la prescripción utilizando el nombre del principio activo lo que contribuirá a minimizar errores en la identificación de medicamentos que se pueden producir al emplear distintas marcas comerciales con nombres similares.

La nueva receta electrónica se basa en el proyecto pilotado en la ciudad de Teruel en los últimos dos años. Esta experiencia ha servido para perfilar el proyecto adjudicado a la empresa Indra Sistemas por un importe de 880.000 euros.

Experiencia en Teruel y desarrollo futuro

El modelo que está previsto implantar se ha elaborado a partir de la experiencia llevada a cabo en Teruel desde septiembre de 2008. Grupos de trabajo formados por profesionales sanitarios han evaluado el programa piloto aportando propuestas de mejora. En esta fase inicial han participado más de 2.200 pacientes con un porcentaje de prescripción por receta electrónica de alrededor del 20% de las recetas dispensadas.

A partir de noviembre está prevista la extensión del nuevo programa a algunos centros de salud de los sectores sanitarios de Teruel y Zaragoza III. Posteriormente, el nuevo modelo de receta se extenderá progresivamente a todos los centros sanitarios de Aragón con un horizonte de finalización del proyecto para finales de 2011.

Uso Racional del Medicamento

Esta medida se engloba dentro de la Estrategia para el Uso Racional del Medicamento, con la que se pretende lograr la máxima contribución de los medicamentos a la mejora de la salud de los ciudadanos (conforme a criterios de calidad y eficiencia), garantizando la igualdad de los usuarios a la hora de acceder a los servicios de salud ante una misma necesidad (principio de equidad) y asegurando la viabilidad financiera del sistema sanitario.

Este plan está compuesto por seis líneas estratégicas: disponer de los medicamentos más eficaces; tener profesionales con la mayor y mejor capacitación en el uso de los medicamentos; incorporar la atención farmacéutica en el proceso asistencial; prestar especial interés por los pacientes polimedicados y frágiles; introducir las nuevas tecnologías a la gestión del medicamento; e incorporar el uso racional del medicamento al desarrollo de la gestión clínica.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone