El vicepresidente inaugura el Museo Diocesano de Albarracín

miércoles, 8 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

Biel en Albarracín

José Ángel Biel ha visitado en la Catedral los trabajos de restauración que se van a acometer en los próximos meses

El vicepresidente y portavoz del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, ha inaugurado el Museo Diocesano de Albarracín, de cuya mejora integral y musealización se ha encargado la Fundación Santa María. Biel, que preside esta Fundación, ha estado acompañado en este acto por el vicario de la Diócesis de Teruel y Albarracín, Manuel Sebastián, el alcalde de la localidad, Francisco Martí y el gerente de la Fundación Santa María, Antonio Jiménez. Los trabajos de mejora integral y de musealización del espacio han supuesto una inversión de 250.000 euros en dos años.
El vicepresidente ha señalado ante los medios de comunicación que ”en Albarracin se ha hecho una cosa que reúne tres requisitos fundamentales: primero, continuidad en el tiempo. En los últimos 10 u 11 años se ha hecho un trabajo muy potente; segundo, se ha hecho con una gran sensibilidad, no solo porque está respaldado por los ciudadnaos, sino por que quienes lo han hecho tienen una sensibilidad a prueba de bombas para hacerlas cosas bien; y en tercer lugar, a un precio muy asequible”. Y en este sentido, el vicepresidente ha afirmado que ”Si en algún sitio hemos sido capaces de sacar rentabilidad social y cultural al dinero invertido ha sido precisamente en Albarracín”.

Museo Diocesano
Desde su apertura al público en marzo de este 2010, este Museo se ha sometido a un proceso de ajuste de instalaciones, completando sobre todo los accesos con su nueva imagen corporativa, y se ha configurado una pequeña sala de exposición en los antiguos habitáculos de las despensas del edificio. En esta sala precisamente se exponen los trabajos más relevantes que últimamente se han recuperado con los Cursos Superiores de Restauración de Bienes Muebles que organiza la propia Fundación. Para este acto de inauguración se presenta una primera muestra con los siguientes obras recuperadas: 2 tablas del Retablo de San Sebastián procedentes del Villar del Cobo y datadas a mediados del siglo XV, 2 lienzos también del Villar del Cobo, Bautismo de Cristo (siglo XVII) y Muerte de San José (siglo XVIII), así como 2 libros, el Libro de la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (siglo XVIII) y el Libro de fábrica de la Parroquia de Santiago (1801-1850), ambos procedentes de la ciudad de Albarracín.
La mejora integral del Museo Diocesano ha supuesto la creación de un nuevo y actualizado museo, en el que se recoge sintéticamente la importancia de la Diócesis en la vertebración de la historia de Albarracín y su comarca, un Museo renovado en su totalidad. Merece destacar la colocación de nuevas vitrinas y peanas para las piezas, así como los nuevos y complejos sistemas de seguridad e iluminación, ya reconocidos por los profesionales en este periodo de apertura inicial.
El proyecto museográfico, atendido y definido por los técnicos responsables, Julián Ortega y Manuel Rodríguez, ha perseguido un planteamiento educativo, sistemático y ordenado por salas y temas, que comienza por una introducción histórica y se cierra todo un circuito atendiendo textiles, orfebrería, pintura, escultura, música…, utilizando siempre como elemento vertebrador, las dos salas principales ocupadas por la extraordinaria colección de tapices flamencos. Un total de 160 piezas expuestas, que miden la riqueza patrimonial de la Diócesis de Albarracín y su Catedral. Subrayamos que este museo se ha acomodado a las dependencias históricas del antiguo Palacio Episcopal de la ciudad, que sin duda es otro de los grandes atractivos de este espacio, ya que se puede visitar el despacho, la alcoba, cocina, comedor, capilla, etc, en definitiva, las últimas habitaciones que ocuparon y acomodaron los obispos del setecientos. Es un vivo ejemplo del modo de vida diocesano de época.
Con este museo se finaliza la labor de mejora física y expositiva del complejo Albarracín, Espacios y Tesoros, que se inició en el año 2004 con la apertura del Castillo, la adaptación del espacio expositivo de la Torre Blanca después, y que continuó con la acomodación del Museo del Albarracín en distintas fases.

Restauración de la Catedral
Con anterioridad a la inauguración del Museo Diocesano, el vicepresidente ha visitado la Catedral, donde ha conocido in situ el estado de los trabajos de restauración que va a acometer en los próximos meses la Fundación Santa María. Estas obras se articulan a través de un convenio de colaboración firmado el pasado mes de enero entre la Fundación y la Diócesis de Teruel y Albarracín, según el cual la Fundación se encarga de acometer la restauración integral del templo y también de gestionar y realizar las visitas guiadas a la Catedral tras su restauración.
La Catedral cuenta con un Plan Director, redactado por el arquitecto Pedro Ponce de León en 1999, que supuso ya la recuperación exterior del monumento y del coro interior. Para el año 2010 el presupuesto de la Fundación destina una partida de 200.000 euros a la restauración de este templo.

Sentencia bienes eclesíasticos
A preguntas de los medios de comunicación, el vicepresidente Biel se ha referido a la sentencia del Juzgado de Lérida que rechaza el recurso presentado por los Amics del Museu de Lleida en referencia a la propiedad de los bienes eclesíasticos de las parroquias aragonesas. En este sentido, el vicepresidente ha afirmado que ”todo lo que sirva para dejar clarísimo algo que yo creo que esta claro, y conseguir el retorno de los bienes que están donde no deben y que los tiene quien no debe, pues bienvenido sea”. Biel ha señalado el valor simbólico de d¡hacer esta afirmación hoy en Albarracín, ciudad ejemplo de cuidado y respeto por el patrimonio: ”Hay que decirles a los catalanes que tienen lo que no les corresponde que en Aragón sabemos tratar las cosas, que nos devuelvan lo que no es suyo”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone