Exención del IBI de la Iglesia Católica (Por Mario Burillo)

Sábado, 2 Junio , 2012 | Por | Categoria: Opinión

Ante la polémica suscitada sobre el pago del IBI de sus propiedades por la Iglesia Católica, debe aclararse que la exención del Impuesto viene amparada por la Ley 49/2002, del Mecenazgo, cuyo fin es estimular la participación privada en actividades de interés general, concediendo un régimen fiscal a las entidades sin fines lucrativos, que voluntariamente quieran acogerse al mismo, figurando entre ellas: Fundaciones, Asociaciones, Confesiones Religiosas, Federaciones Deportivas, etc.

 

La exención del pago del Impuesto por parte de la Iglesia Católica ni es privilegio, ni es exclusivo de la misma, pues además de que gozan de ésta entidades como: Cruz Roja, Once, Federación Española de Fútbol etc., en el ámbito estrictamente religioso se extiende a todas las Iglesias, Confesiones o Comunidades Religiosas que tengan suscritos acuerdos de cooperación con el Estado Español, entre las que figura la Iglesia Católica, por el Acuerdo sobre Asuntos Económicos suscrito con el Estado Español con fecha 3 de Enero de 1979, y la Iglesia Evangélica e Islamista entre otras.

 

A partir de nuestra Constitución, ninguna confesión tiene carácter estatal, debiendo mantener los poderes públicos las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones, siendo en ese contexto en el que se firmaron los Acuerdos Iglesia-Estado del año 1979, que sustituyen el Concordato de 1953, y permiten tanto a la Iglesia Católica como a otras, el acogerse al régimen fiscal que contempla la exención de pago del Impuesto de Bienes Inmuebles.

 

El espíritu de la norma y la voluntad del legislador ha sido que proliferen numerosas entidades sin ánimo de lucro, que asumiendo labores en los distintos campos: educativos, sociales, caritativos, deportivos etc., realicen funciones propias de las Administraciones Públicas, ahorrando un importante dinero a las mismas, que en ningún caso se ve compensado con los beneficios fiscales que contempla la Ley del Mecenazgo.

 

En este sentido, cabe recordar que la Iglesia Católica es la institución que más esta ayudando a pagar los platos rotos de la crisis, así haciendo un cálculo aproximativo, si las Diócesis pequeñas, entre las que se encuentra la de Teruel y de Albarracín, tuvieran que pagar por el IBI 20.000 euros, habría de contemplar que, según la memoria de Cáritas Diocesana de Teruel, recientemente publicada, solo en el año 2011, dicha institución dio ayudas económicas por valor de 110.468,26 euros, lo que constituye 5 veces más de lo que tendría que haber pagado en el año la Diócesis por su IBI.

 

En contra de lo que algunos pretenden dar a entender, la mayoría de los ciudadanos estiman y valoran la enorme e impagable labor caritativa y social de la Iglesia Católica, de la que es su máxima expresión Cáritas, y así en la última declaración de la renta efectuada en el año 2011, correspondiente al año 2010, se incrementaron en 194.685 las personas que pusieron la cruz en la asignación a favor de la Iglesia Católica, con un total de declaraciones de 7.459.823, que teniendo en cuenta que un 23,8% son declaraciones conjuntas, constituyen 9,2 millones de personas que aportan su granito de arena para que la Iglesia Católica siga atendiendo a los excluidos, pobres y marginados a los que no atienden las Administraciones Públicas como sería su obligación.

 

Es mucho más el dinero que la Iglesia Católica ahorra al Estado Español con su actividad, que el que tendría que abonar en concepto del IBI por sus propiedades, dinero que a su vez se tendría que detraer de sus presupuestos, recortando, en una época de crisis que es más necesaria que nunca, el importe de las ayudas a las personas que más sufren sus efectos y que desgraciadamente se van incrementando con el transcurrir del tiempo.

 

Según noticias aparecidas en los medios de comunicación el Ayuntamiento de Madrid deja de ingresar anualmente por las exenciones de IBI la cantidad de 97 millones, de los que únicamente 4,9 millones corresponden a las Entidades Religiosas, lo que constituye el 5,1% del total, casi en su integridad perteneciente a la Iglesia Católica.

 

Con todo ello se demuestra que no es tanta la cantidad que se podría recaudar de la Iglesia Católica en concepto de IBI, que su exención no es ningún privilegio y que para exigir su pago hay que modificar la Ley 49/2002, afectando no solamente a dicha institución, sino a todas las entidades acogidas a este régimen fiscal que incluye la exención del IBI.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone