Gobierno de Aragón y Universidad de Zaragoza crean un grupo de trabajo para diseñar la prueba de acceso a los estudios universitarios

Viernes, 23 Septiembre , 2016 | Por | Categoria: Actualidad Local

u

Ante la demora en las instrucciones del Ministerio sobre las reválidas, las dos instituciones avanzan en un modelo seguro, responsable y de consenso
Proponen una prueba similar a la actual Selectividad y con distrito único, es decir, que el mismo examen sirva para acceder a cualquier grado de las universidades españolas

El Gobierno de Aragón, a través de los departamentos de Educación y Universidad, y la Universidad de Zaragoza han creado un grupo de trabajo para diseñar una prueba de admisión a la universidad que responda a los cambios exigidos por la LOMCE.  Esta mañana, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, y la de Investigación, Innovación y Universidad, Pilar Alegría, se han reunido con el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, y sus respectivos equipos para hablar de los cambios en la prueba de acceso. Tanto el Gobierno de Aragón como la institución académica están a la espera de la publicación por parte del Ministerio de Educación de la orden para la reválida de Bachillerato.  Ambas instituciones, que llevan semanas trabajando en la materia, diseñarán una prueba lo más parecida a la actual Selectividad, con las mismas calificaciones, la misma validez y contando con el distrito único. Es decir, que un único examen sirva a los alumnos para acceder a todos los grados del país. De lo contrario, según lo marcado por la LOMCE, los estudiantes deberían hacer distintas pruebas en cada universidad.

En la alaboración de las pruebas participarán docentes que en un 50% por serán armonizadores universitarios –que ya se ocupan actualmente de la Selectividad- y en la otra mitad, de Secundaria. La consejera Mayte Pérez ha insistido en que se trata de anticiparse al Ministerio y trabajar en una prueba segura.  “Estamos trabajando a tres bandas para solucionar el problema y para diseñar una prueba que dé seguridad y fiabilidad a quién se ha matriculado, a los alumnos y las familias, y los docentes”.  Ha explicado, además, que se hará para que sea acorde a la orden del Ministerio -que está pendiente- y que sirva al Gobierno central de modelo para evitar distorsiones en el futuro.

 

Desde el Departamento de Innovación, Investigación y Universidad, la consejera Pilar Alegría ha señalado que las universidades del G9, con gobiernos de distinto color, trabajan en la misma sintonía.  Ha insistido en el mensaje de tranquilidad y ha señalado: “Estamos trabajando en un momento de nebulosa impuesto por el Gobierno en funciones. Estar en funciones no significa estar de vacaciones, hay que seguir trabajando y las comunidades autónomas nos ponemos a la cabeza en ese ejercicio de responsabilidad para dar respuesta a familias y alumnos”.

El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, ha insistido en que espera que la prueba sea un éxito: “Y que los alumnos entren en la Universidad  sin inconvenientes”.  “La prueba se va a hacer como se hacía y no vamos a cambiarle a un alumno de segundo de Bachillerato lo que tiene que hacer”, ha matizado.  Además, ha indicado que la Universidad de Zaragoza ha realizado ya la prereserva de medios materiales y aulas para el desarrollo de la prueba.

Desde el Gobierno de Aragón se ha insistido en el rechazo al modelo de la LOMCE y de las reválidas y, por ello, se sigue adelante con los recursos contra estas pruebas. Asimismo, el Departamento de Educación ha solicitado al Ministerio que convoque a las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial para abordar estas cuestiones. A la espera de que esto se produzca y de que el Gobierno central aclare los detalles sobre las reválidas, Aragón ha comenzado ya a trabajar con la Universidad de Zaragoza.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone