Indignación vecinal por las fiestas del Ensanche

Martes, 26 Junio , 2012 | Por | Categoria: Actualidad Local, Portada

 

El pasado fin de semana se celebraron en el Ensanche de nuestra ciudad las fiestas del barrio. Unas fiestas que, al contrario que en el resto de barrios, se han celebrado algunos años y otros no.

La indignación de los vecinos de la zona de la plaza de Toros es mayúscula. Dos son sus principales quejas: El altísimo nivel de ruidos y la ocupación desmesurada de espacio público

Música a tres metros de casa

Varios de los vecinos se han puesto en contacto con este periódico para mostrar su indignación por la instalación de la discomóvil dentro de una carpa que distaba tres metros de viviendas habitadas. Esto ha hecho imposible el descanso durante tres días

Critican al Ayuntamiento por la autorización de la carpa en esa ubicación y sobre todo, a los responsables de la misma, ya que no moderaron el volumen de la música ni en las discomóviles ni el en espectáculo de la Cadena SER.

Ocupación desmesurada de la vía publica

A pesar de que el empresario organizador de las fiestas había solicitado permiso y licencia para la instalación de barra y una carpa, se instalaron unas vallas móviles con una señal de dirección prohibida que impedía el uso normal de la calle de acceso a la Plaza, la calle Segorbe, tanto por vecinos como para viandantes. Fue una calle de uso público utilizada entera para el servicio de la carpa. Repartidores de bebidas, instaladores y camiones diversos utilizaban a sus anchas esa calle.

Esta situación fue mucho más llamativa en la tarde del sábado en el que espectáculo de la cadena SER consistente en la instalación de una pantalla de video para ver el partido España –Francia de la Eurocopa fue seguido apenaspor una decena de personas, ya que la pantalla no se veía bien. A pesar de ello, la calle Segorbe permaneció totalmente cortada al tráfico. Algunos vecinos se quejan del trato de favor para con esta emisora, responsable también del espectáculo sonoro de esa misma noche, que también ha generado críticas, como hemos contado más arriba

Todo esto, por 232,44 euros

Este periódico ha tenido acceso a la licencia concedida por el ayuntamiento par esta fiesta y llama poderosamente la atención que las tasas pagadas por el empresario hostelero son de 232,44 euros. Un precio bastante asequible por utilizar todo el espacio público que se utilizo, durante cuatro días(unos 58 euros diarios)

No parece que esa cantidad compense de ninguna manera no ya las molestias a los vecinos, sino también al propio Ayuntamiento

Por otro lado, la licencia concedida por el Ayuntamiento exige que la música se use en tono moderado. No parece que eso se diera en este caso ni de lejos. A juicio de los vecinos de la zona, ha sido un claro incumplimiento de los términos de la licencia.

Los vecinos piensan en ir al Pleno

Algunos vecinos, que de momento prefieren seguir en el anonimato por temor a represalias, están valorando la posibilidad de solicitar su intervención en un Pleno Municipal para denunciar esta situación y pedir que se actúe si ha habido infracción tanto a normativa de ruidos como de los términos de la licencia

Ya en 2007 más de 57 vecinos de la zona consiguieron que el entonces Alcalde Miguel Ferrer cambiase la ubicación de las fiestas de este barrio por las molestias que causaban

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone