La Confederación Hidrográfica del Ebro informa de un aumento moderado de caudales en los tramos alto y medio del Ebro

Jueves, 17 Junio , 2010 | Por | Categoria: Portada

Las precipitaciones de las últimas 48 horas han producido un aumento generalizado, aunque moderado, en el tramo alto del Ebro y sus afluentes (Nela, Jerea y Bayas, en Burgos, y Zadorra, en Álava, principalmente)

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha realizado una previsión de caudales para el Eje del Ebro teniendo en cuenta los registros observados en el tramo alto del Ebro y sus los afluentes, principalmente los ríos Nela, Jerea y Bayas, en Burgos, y Zadorra, en Álava, que en las últimas 48 horas han vivido aumentos generalizados por efecto de la lluvia.

Estas crecidas, en el caso de la Cuenca del Ebro, han sido en todo caso moderadas y por debajo de caudales extraordinarios y así seguirá siendo en el Eje del Ebro, donde se prevé para esta madrugada un caudal estimado en Logroño entre los 800-900 m3/s (crecida ordinaria), lo mismo que para mañana en Mendavia (Navarra), aguas abajo de la capital riojana.

En el tramo medio, en estaciones como la de Castejón, no se prevén caudales destacados para el río, ya que no hay estimadas aportaciones importantes de los afluentes de la margen izquierda en esta zona (ríos Arga y Aragón). En principio, el caudal punta circulante de este episodio en esta localidad navarra podría situarse, para la tarde de mañana, viernes 18 de junio, en el entorno de los 1.000 m³/s, muy por debajo del límite de una avenida ordinaria. La misma tendencia de caudales crecientes pero moderados se registrará aguas abajo de este punto.

Como se ha comentado, estos aumentos generalizados, aunque moderados, son consecuencia de las precipitaciones registradas, principalmente en la zonas cántabra, burgalesa y vasca de la cuenca. Es el caso del río Bayas que en su desembocadura en el Ebro, en Miranda de Ebro (Burgos), ha alcanzado un caudal punta de 270 m³/s.

Tanto en Cantabria, como en Álava, cabe destacar la acción de los embalses que han permitido una reducción de los caudales máximos aguas abajo de los mismos. Es el caso del embalse del Ebro, en Reinosa (Cantabria), que tuvo ayer aportaciones (entradas al embalse) de hasta 200 m³/s, pero sus desembalses en ningún momento han superado los 60 m³/s, rebajando el caudal circulante del río aguas abajo.

Lo mismo ha sucedido con el sistema de embalses Ullíbarri-Urrúnaga, en Álava, que han recibido en conjunto entradas cercanas a los 250 m³/s, y sin embargo no han realizado ninguna maniobra de desembalse, ya que contaban con resguardo suficiente.

Las previsiones de caudal se actualizan a través de la página web de la Confederación Hidrográfica del Ebro www.chebro.es en el enlace Sistema SAIH, o en la página www.saihebro.com donde van concretando los valores del episodio. En esta misma página, se pueden consultar en tiempo real datos de caudal y precipitación en toda la Cuenca del Ebro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone