La DPT, a través del IET y el Museo Provincial, ha organizado la exposición “Teruel en el cambio de siglo. Fotografías de Jaime Fernández Fuertes (1852-1928)”

Miércoles, 5 Diciembre , 2012 | Por | Categoria: Cultura

Un momento de la inauguración de esta mañana

La Diputación de Teruel, a través del IET y el Museo Provincial, ha organizado la exposición “Teruel en el cambio de siglo. Fotografías de Jaime Fernández Fuertes (1852-1928)”. Hoy miércoles día 5 de diciembre se inaugura en las salas de exposiciones temporales del Museo de Teruel y, por su contenido y características, puede decirse que se trata de una oportunidad única para conocer con detalle alrededor de 60 imágenes que documentan cómo fue la vida cotidiana de Teruel a finales del siglo XIX y principios del s. XX.

 

La exposición se ha elaborado a partir del archivo fotográfico que Miguel Ángel Fernández Ibáñez, nieto de Jaime Fernández Fuertes, dónó al Instituto de Estudios Turolenses para su custodia y fomento. Dicho legado documental lo integran más de un millar de fotografías, mayoritariamente en blanco y negro.

 

“Teruel en el cambio de siglo” ofrece una selección de dicho archivo fotográfico. Son imágenes tanto de la ciudad de Teruel como retratos y fotos de familia. Paisajes urbanos, tradiciones, patrimonio y costumbres aparecen reflejados en el material gráfico que se exhibe al público. También se mostrará un vídeo que recoge un centenar de fotografías de Jaime Fernández que no aparecen reproducidas en papel. Por último, una vitrina da a conocer material fotográfico fungible de aquella época.

 

La difusión de este rico patrimonio gráfico es una de las actividades programadas dentro del Centenario del Modernismo Turolense y muestra la voluntad del actual equipo directivo del IET de dar a conocer los ricos, variados e interesantes fondos fotográficos de que dispone esta entidad dependiente de la Diputación de Teruel.

 

Como complemento a la exposición, el IET editará un cuidado catálogo. En él, además de reproducirse las fotografías, se publicarán varios textos de investigación y divulgación acerca de los fotógrafos de Teruel, sobre la figura de Jaime Fernández Fuertes y el análisis de su producción fotográfica.

 

La exposición “Teruel en el cambio de siglo. Fotografías de Jaime Fernández Fuertes (1852-1928)” podrá contemplarse en el Museo de Teruel hasta el 24 de febrero.

 

 

 

 

JAIME FERNÁNDEZ, UN TUROLENSE EMPRENDEDOR Y POLIFACÉTICO

 

 

Jaime Fernández Fuertes nació en Teruel en 1852, y en 1873 fundó una relojería en la plaza del Mercado (actual plaza Carlos Castel) número 10. Su espíritu pionero, empresarial y con visión de futuro hicieron que, junto a otros proyectos, impulsara la sociedad eléctrica que en 1889 inauguró, a modo de ensayo, la iluminación pública en la capital. Asimismo, participó activamente en la vida social de la ciudad, formando parte de distintas asociaciones como el Ateneo y el Club Velocipédico Turolense. Murió en Teruel, en diciembre de 1928.

La gran pasión de Jaime Fernández fue la fotografía, arte que desarrolló con destreza y que constituye un valioso legado para el patrimonio cultural turolense. Su colección de instantáneas en negativos de cristal comprende 1.106 fotografías en su mayoría de carácter familiar, aunque también incluye una amplia colección de escenas que retratan la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad, crónica inestimable de la sociedad de finales del siglo XIX y principios del XX.

La intención documental del fotógrafo se manifiesta en la cuidada selección del emplazamiento de la máquina de fotos y en el uso de amplios encuadres. Las fotografías de Jaime Fernández muestran la realidad tal cual es, de manera natural, sin artificios, muchas veces sorprendiendo en su actividad a las personas cuando disfrutan de una fiesta, van al mercado o pasean por la ciudad. De ahí el valor documental y etnográfico de su archivo.

Jaime Fernández tuvo especial predilección por la imagen estereoscópica. Un 78% del total de su archivo está compuesto por este tipo de fotografía, caracterizada por lograr una sensación de tridimensionalidad y relieve que provoca en el espectador la percepción de que es parte integrante de la escena. Esta técnica tuvo mucho éxito en periodo que va desde 1890 hasta 1920, cuando la industria de aparatos fotográficos logró idear cámaras más ligeras, sencillas y manejables que facilitaron su uso por los aficionados, que ya no tenían que acarrear pesadas cajas con máquinas voluminosas y los otros muchos útiles y accesorios necesarios.

LOS VALIOSOS ARCHIVOS FOTOGRÁFICOS DEL IET

Las fotografías de Jaime Fernández Fuertes constituyen una buena prueba de la riqueza, interés y calidad del nutrido y en buena medida desconocido archivo fotográfico que posee el Instituto de Estudios Turolenses. Actualmente, el IET Fotográfico del IET cuenta con más de 30.000 fotografías, diapositivas e imágenes digitales sobre tipos, lugares, monumentos y objetos de valor histórico, geográfico, artístico, arqueológico y etnográfico de la provincia.

El archivo fotográfico del IET está constituido por los siguientes fondos: el Archivo López Segura (2.754 negativos en B/N de fotografías realizadas entre 1945 y 1968); el Archivo Ángel Vicién (1.914 diapositivas en color, 1.510 de tamaño 6×6 y 404 de tamaño universal, tomadas entre 1980 y 1985); copias del fondo relativo a Teruel del Archivo Mas de Barcelona (1.202 fotografías en B/N); copias de algunos temas turolenses del Archivo Ciganovic de Roma (50 fotografías en B/N); copias de los fondos turolenses del Archivo Mora que ha recuperado la DGA (259 fotografías en B/N); copias del Archivo Bastardes (120 fotografías en B/N) que recogen aspectos diversos de la provincia de Teruel en los años 30, en especial de su Semana Santa, realizadas a raíz de los viajes del Centro Excursionista de Cataluña, además de otras 29 fotografías en B/N del Archivo Gracia Jarque de Alcañiz de los años 1930-1950, y fotografías y diapositivas en color, B/N y digitales recientes procedentes de las investigaciones llevadas a cabo por el Instituto o rescatadas por él (más de 21.000), como por ejemplo los varios centenares depositados en el IET por la Diputación Provincial que recogen la actividad oficial de la corporación y de buen número de municipios durante los años 1960-1980.

El IET adquirió las copias del Archivo Agustí Centelles de Barcelona (150 fotografías en B/N) correspondientes a la toma de la ciudad de Teruel por parte del ejército republicano en 1938 y a la visita que el Presidente de la Generalidad de Cataluña, Lluís Companys, efectuó a Alcañiz para visitar a las compañías Macià y Companys allí destacadas durante la guerra civil. Asimismo, se realizó una primera compra de 300 fotografías en B/N del Archivo Fotográfico de la Biblioteca Nacional

 

 

de Madrid, que reúnen un paseo por las tierras y pueblos turolenses tras la llegada y establecimiento de las fuerzas nacionalistas. Estos archivos son únicamente consultables.

En los últimos años se han adquirido copias en color de las restauraciones de la techumbre de la catedral de Teruel, realizada en 1999, y de las pinturas murales del castillo calatravo de Alcañiz, en 2004, al Instituto del Patrimonio Cultural de España. Además, el fondo antiguo del IET se ha enriquecido considerablemente con la donación efectuada por Miguel Ángel Fernández y Purificación Atrián del Archivo Jaime Fernández Fuertes, compuesto por 1.106 negativos en B/N de fotografías. También fruto de la donación de Purificación Atrián es el Archivo Ricardo Atrián, con 46 fotografías en papel de la destrucción de la ciudad de Teruel tras la guerra civil.

 

Finalmente, el archivo fotográfico del IET incluye asimismo la colección de fotografías aéreas (vuelo de 1956-1957) de toda la provincia a escala 1:33.000 (1.575 copias en B/N).

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone