La economía aragonesa registró un crecimiento del 2,7% interanual entre abril y junio

Viernes, 9 Septiembre , 2016 | Por | Categoria: Aragón

IMG_3544

El crecimiento del PIB aragonés en el segundo trimestre de 2016 fue del 0,6%
Tanto la demanda interna como la externa contribuyen al crecimiento de la Comunidad Autónoma
Todos los sectores productivos presentan tasas de crecimiento positivas

 

Según las estimaciones realizadas por el IAEST (Instituto Aragonés de Estadística) a partir de los datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística), el Producto Interior Bruto aragonés creció un 0,6% en el segundo trimestre de 2016, tasa de crecimiento intertrimestral idéntica a la registrada en el primer trimestre del año. La cifra es inferior a la media nacional (0,8%), pero dobla el registro alcanzado por la media de la Zona euro (0,3%).
En términos interanuales, el ritmo de avance de la economía aragonesa se sitúa en el 2,7% en el segundo trimestre de 2016, frente al 3,1% del acumulado de los tres primeros meses del año. Esta tasa de crecimiento interanual es inferior a la registrada para el conjunto de España (3,2%), aunque superior a la alcanzada por el conjunto de países de la Zona euro (1,6%).
Desde el punto de vista de la demanda, el crecimiento de la economía aragonesa se sigue apoyando principalmente en la demanda interna, pero la contribución del sector exterior al crecimiento del PIB en Aragón ha dejado de ser negativa, lo que no sucedía desde el segundo trimestre de 2013.
Por lo que respecta a la demanda interna, sus dos principales componentes (consumo e inversión) siguen creciendo. En concreto, el consumo de los hogares registraba en el segundo trimestre del año un crecimiento interanual del 2,9%, cifra cuatro décimas inferior al primer trimestre de 2016 (3,3%). No obstante, cabe destacar que el crecimiento del consumo de los hogares encadena cinco trimestres con registros dinámicos en torno al 3% anual, reflejando la prolongada mejora del mercado de trabajo aragonés, la mayor facilidad de acceso al crédito gracias a la política monetaria expansiva implementada por el BCE y el ahorro que supone los contenidos precios del petróleo.
En relación a la formación bruta de capital fijo, sus dos componentes principales aminoran su ritmo de crecimiento durante el segundo trimestre del año. Respecto a la inversión en bienes de equipo, ésta crecía en términos interanuales un 9,2%, frente al 12,7% del anterior período; dato que, no obstante, es un punto porcentual y cuatro décimas superior a la media nacional (7,8). Por su parte, la inversión en construcción, registra un avance del 1,5% interanual, inferior al dato del primer trimestre del año (2,9%), y también por debajo del ritmo anotado por el conjunto de España (2,1%).
Con los datos disponibles en materia de sector exterior se observa como la demanda exterior neta habría invertido su tendencia pasando a tener una contribución positiva en el crecimiento aragonés durante el segundo trimestre de 2016, como consecuencia de un notable incremento de las exportaciones y una atenuación del ritmo de avance de las importaciones. En concreto, las exportaciones de bienes y servicios crecieron un 10,7% anual entre abril y junio, dato seis puntos porcentuales y nueve décimas superior al avance del trimestre anterior (3,8%). Por su parte, las importaciones presentan un crecimiento interanual del 8,0%, casi tres puntos porcentuales por debajo del registro alcanzado en el primer trimestre del ejercicio (10,8%).
Desde el punto de vista de la oferta, en el segundo trimestre de 2016 todos los sectores productivos de la economía aragonesa presentan tasas de crecimiento anuales positivas aunque ligeramente inferiores a las anotadas en los tres primeros meses del año, a excepción delos servicios que aceleran ligeramente su ritmo de avance.
En concreto, el sector servicios registraba un mayor ritmo de avance en el período analizado al anotar un crecimiento anual del 3,2%, una décima superior al primer trimestre de 2016. Este incremento, empero, es inferior a la tasa media registrada por el conjunto del país que se situó en el 3,6% anual. Por lo que respecta al comportamiento en el segundo trimestre del año de la principal rama del sector servicios, Comercio, Transporte y Hostelería, esta también acelera su crecimiento desde un 4,4% anual en el primer trimestre del ejercicio, hasta un 4,8% en el acumulado de abril a junio.
En segundo lugar en cuanto a dinamismo se sitúa el sector agrícola, que engloba la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, a pesar de desacelerar su ritmo de crecimiento hasta un 4,7% interanual, dato tres puntos y cuatro décimas inferior al anotado en el primer trimestre de 2016 (8,1%). Este avance de la agricultura a nivel regional es superior al incremento que registra la media nacional (3,5%).
Por lo que respecta al sector de la construcción, la actividad desaceleró su ritmo de avance y registró un incremento 3,2% en tasa interanual, cuatro puntos inferior a la anotada en el primer trimestre de 2016. Este dato está por encima de la media española (2,2%). De esta forma, el sector encadena ocho trimestres consecutivos con crecimientos positivos. No obstante, hay que tener en cuenta los bajos niveles de actividad en los que partía el sector de la construcción.
Finalmente, la industria manufacturera presenta un crecimiento del 1,6% anual en el periodo de referencia, dato inferior en dos décimas al registrado en el trimestre precedente (1,8%), y dos puntos porcentuales y tres décimas por debajo de la media nacional (3,9%).
En suma, Aragón a pesar de desacelerar el ritmo de actividad en el segundo trimestre de 2016 sigue presentando unos sólidos fundamentos en cuanto a crecimiento del consumo y de la inversión, que deberían afianzar el crecimiento económico alcanzado en la Comunidad Autónoma, aunque en un tono más moderado.
Más información en: http://www.aragon.es/iaest
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone