La guía “El trato a las personas mayores” pretende prevenir los malos tratos hacia este colectivo

Jueves, 24 Febrero , 2011 | Por | Categoria: Aragón

Imagen del acto de presentación de la guía

Las personas mayores constituyen un colectivo que incrementa su riesgo de padecer malos tratos cuando se encuentran en situación de dependencia para su vida diaria por padecer cualquier problema de salud o cuando carecen de recursos o redes de apoyo. La prevención de estos malos tratos y, en su caso, la detección cuando se produzcan es el objetivo que persigue el departamento de Servicios Sociales y Familia con la guía El trato a las personas mayores. Promoción del Buen trato y detección de malos tratos.

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, ha presentado esta publicación al inicio de la Asamblea General Ordinaria del Consejo Aragonés de Personas Mayores. Fernández ha manifestado que la promoción del buen trato hacia las personas mayores contribuye a mejorar su bienestar y que para lograrlo es fundamental que el respeto sea un valor para toda la sociedad.

La guía define los malos tratos y los ámbitos en los que pueden tener lugar (en el medio familiar o doméstico, el medio institucional y el social) y los tipos de malos tratos; maltrato físico y psicológico, el abuso sexual, el abuso económico, la negligencia, el abandono o la vulneración de sus derechos. Con sencillas definiciones las personas pueden reconocer todos los supuestos. Además es importante que el entorno de la persona mayor pueda detectar una situación de malos tratos ya que estas personas pueden no ser conscientes de lo que ocurre o no reconocerse como víctimas. Así, existen unos indicadores físicos, psíquicos y económicos que la familia o las personas cercanas a la persona mayor pueden detectar.

A las actuaciones para prevenir los malos tratos puede unirse la promoción del buen trato. La consejera Ana Fernández ha destacado las medidas positivas que puede tener en cuenta tanto las personas mayores como la sociedad en general. Por una parte, las personas mayores deben quererse y mantener su salud; es decir, cuidar su alimentación, hacer algo de ejercicio y respetar su cuerpo y unos hábitos saludables; relacionarse con familias y vecinos y desarrollar actividades en grupo y buscar espacios de participación separados de su entorno familiar.

Por su parte, el entorno social de las personas mayores debe respetar, escuchar con atención y dedicarles tiempo, reconocer sus calidades o valorar sus logros.

El departamento de Servicios Sociales y familia ha editado 15.000 ejemplares de la guía que se distribuirán por los centros del IASS y centros de servicios sociales de toda la Comunidad Autónoma.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone