La peatonalización del Centro Histórico será una realidad a principios del 2011

miércoles, 22 septiembre , 2010 | Por | Categoria: Actualidad Local

Luis Muñoz, esta misma mañana, en el Ayuntamiento de Teruel

Esta tarde se reúne la Comisión de Servicios Generales del Ayuntamiento para abordar el proyecto e iniciar el expediente administrativo

La peatonalización del Centro Histórico de Teruel, según ha informado hoy el concejal de Tráfico del Ayuntamiento de la capital turolense, Luis Muñoz, “podría ser una realidad en enero de 2011”. Según Muñoz, esta misma tarde, en la Comisión de Servicio Generales se presentará el proyecto y así poder iniciar el expediente administrativo. De este modo, ha apuntado Luis Muñoz, “la peatonalización del Centro Histórico coincidiría con el final de las obras de la calle Joaquín Arnau que está previsto que concluyan antes de fin de año”.

Según ha asegurado el conejal de Tráfico, “no se ha presentado ninguna objeción a las directrices del proyecto” y ha recordado que “hace ya un año que se mostró el proyecto a las Asociaciones de Vecinos, comerciantes, grupos municipales, Policía Local y al Servicio de Infraestructuras”.

Sin embargo, Luis Muñoz ha resaltado que todavía quedan algunos puntos que debatir sobre la puesta en marcha de la peatonalización del centro como la modificación del reglamento de la zona naranja para vincular el derecho de tener el mando que abra los pivotes de acceso al centro a la tarjeta de residente ampliada”. Así, además de los residentes, que son los únicos que actualmente poseen tarjeta, también los comerciantes del centro podrán obtener la tarjeta de acceso que se vinculará con una matrícula, y no con a las personas para evitar fraudes, según ha apuntado Muñoz.

En este sentido, Muñoz ha asegurado que “la zona azul, que es de libre acceso, desaparecerá del centro”. Para Luis Muñoz, “la peatonalización del Centro dejará tan solo tráfico residual”.

El concejal de Tráfico ha explicado que “se admitirán sugerencias de los grupos más afectados por este cambio como los comerciantes, los vecinos de la zona y los taxistas”. Sobre estos últimos Muñoz ha resaltado que “como servicio público que son entendemos su postura de permanecer en un lugar visible como es la calle San Juan, sin embargo, habría que permitir que estacionen un máximo de cinco taxis para dejar acceso a los Aljibes y a la plaza Amantes”. Además, Muñoz ha destacado que también deberían prestar servicio en otros puntos como las estaciones de tren y autobús.

Situaciones especiales

En cuanto a la situación de la plaza de la Marquesa tras la peatonalización, que está previsto que albergue un hotel, el concejal de Tráfico ha señalado que “hay un proyecto de urbanización pendiente de ejecución debido a la construcción del establecimientos hostelero y habrá que tenerlo en cuenta”.

Otro de los lugares que suscita dudas debido a la peatonalización es la calle Joaquín Arnau, vía por donde discurre el autobús urbano, aunque suspendido temporalmente por las obras que allí se están acometiendo. En este caso, el concejal ha dejado clara su postura. “Entendemos que es necesario que el autobús siga manteniendo su recorrido ya que una de sus paradas es el ambulatorio y es un servicio importante si pensamos en las personas mayores que se tienen que desplazar hasta allí”. Para poder prestar este servicio, Muñoz ha aclarado que “se pretende que los autobuses también tengan mando para poder bajar los pivotes de acceso”.

Los aparcamientos del centro

Otro de los obstáculos a salvar es el acceso a los aparcamientos públicos de San Juan y San Martín.

En el primer caso, según ha comentado Muñoz, “lo más conveniente sería instalar una rotonda en la calle Joaquín Arnau a la altura de la puerta trasera del edificio de los Juzgados para facilitar el acceso al parking”.

En cuanto al estacionamiento de la calle San Martín, la propuesta pasa por la colocación de un semáforo que regule el tráfico en esa misma calle.

Finalmente, el concejal también ha hecho referencia al debate sobre si se permitirá aparcar en el paseo del Óvalo. Según ha informado el concejal, “los vecinos no quieren que se aplique la zona azul allí, pero yo creo y un informe de la Policía Local lo ha ratificado que compatibilizar por horas la zona azul con la de carga y descarga en el Óvalo es una buena opción ya que en esa zona se da servicio a muchos establecimientos del centro”. Muñoz ha reconocido que aunque no cuenta con muchos apoyos al respecto “es la mejor solución”.

En la Comisión de esta tarde también se dará cuenta de dos decretos. Uno de ellos hará referencia a los servicios mínimos municipales con motivo de la huelga general del próximo 29 de septiembre. Y el otro, sobre los servicios mínimos que se establecerán en los transportes urbanos de Teruel ese mismo día.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone