La tasa anual de inflación en Aragón repunta ligeramente en julio hasta el 2,0%

Martes, 14 Agosto , 2012 | Por | Categoria: Aragón

 

Sin embargo, el diferencial con la eurozona sigue siendo favorable

 

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios se redujeron en Aragón cuatro décimas en julio respecto al mes anterior, como consecuencia fundamentalmente del inicio de las rebajas de verano. Sin embargo, la tasa anual de inflación aceleraba ligeramente hasta alcanzar el 2,0% anual, dos décimas por encima de lo registrado en junio. De forma similar, en el conjunto de España los precios bajaron dos décimas en julio respecto a junio, pero la tasa anual de inflación se alzó hasta el 2,2%, dos décimas por encima del registro aragonés.

 

Por su parte, en el conjunto de la UEM la tasa de inflación se mantenía en julio en el 2,4% anual, por lo que el diferencial favorable se reducía quedando en cuatro décimas para Aragón y en dos para el conjunto nacional. A pesar de esta disminución, hay que señalar que el diferencial resulta favorable por décimo mes consecutivo, lo que contribuye a la mejora de la competitividad-precio exterior de los bienes y servicios producidos en Aragón y España.

 

Como se ha señalado, el descenso mensual en Aragón de cuatro décimas en los precios tuvo su origen en el inicio de las rebajas de verano, reflejado en una reducción mensual de precios en vestido y calzado de un 12,1%, y un mucho más modesto descenso del 1,4% en menaje. También bajaron, un 1,8%, los precios de las comunicaciones.

 

Por contra, estas bajadas se vieron parcialmente compensadas por los incrementos en otros grupos de consumo. El mayor aumento mensual fue el de medicina, con un 7,5%. Por su parte, el inicio de la temporada vacacional se reflejó en ocio y cultura, cuyos precios subieron un 1,5% mensual, mientras que en hoteles, cafés y restaurantes el aumento fue del 0,7% mensual. También se incrementaron un 1,5% mensual los precios de vivienda y un 1,2% los de transporte, debido al encarecimiento de los precios de la energía y los combustibles. En efecto, tras tres meses de bajadas, el petróleo Brent volvía a repuntar y cotizaba en julio a una media de 102,8 dólares por barril, un 7,7% por encima de junio. Finalmente, bebidas alcohólicas y tabaco crecían un 0,2% mensual, mientras los grupos de enseñanza y alimentos y bebidas no alcohólicas experimentaban, ambos, una variación mensual nula.

 

En términos interanuales, la tasa de inflación más abultada la encontramos en el grupo de bebidas alcohólicas y tabaco (9,8%), debido al cambio en la estructura impositiva sobre los cigarrillos llevada a cabo unos meses atrás y cuyo “efecto escalón” continuará siendo patente en los próximos meses. A continuación, encontramos vivienda, con una inflación interanual del 5,1%, derivada, fundamentalmente, del incremento de la factura eléctrica. Medicina es el tercer grupo más inflacionista, con un 4,8% interanual. También es reseñable el incremento anual en el grupo de enseñanza, con un 3,1%, en el de transporte (3,0%), a pesar de que el precio del petróleo calidad Brent se redujo un 12,1% interanual en julio, y en alimentos y bebidas no alcohólicas, con un 2,3%.

 

Con crecimientos anuales en los precios más modestos, por debajo del 2%, encontramos otros bienes y servicios (1,7%), hoteles, cafés y restaurantes (0,9%), menaje (0,4%) y vestido y calzado (0,3%). Mientras que sólo dos grupos de consumo experimentaban descensos anuales de precios; comunicaciones (-4,6) y ocio y cultura (-0,9%).

 

La inflación subyacente, que es aquella que excluye de su cálculo los alimentos no elaborados y los productos energéticos, se situaba en julio en Aragón en el 1,3%, mismo registro del mes precedente y siete décimas por debajo de la inflación general. En el promedio de España la subyacente se situó en el 1,4%, mientras que en el conjunto de la eurozona la inflación subyacente se mantenía en junio (último dato conocido) en el 1,8%.

 

Por provincias aragonesas, Huesca seguía siendo la más inflacionista con una tasa anual del 2,2% en julio, mientras Zaragoza y Teruel anotaban, ambas, un 2,0%.

 

En la última reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo celebrada el pasado jueves día 2 de agosto, se acordó mantener el tipo de interés de referencia en el 0,75%, tras la disminución de 25 puntos básicos acordada el pasado mes de julio. En la posterior rueda de prensa, Mario Draghi señaló que las expectativas de inflación para la economía de la zona del euro continúan firmemente ancladas en línea con el objetivo de la entidad de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% en el medio plazo. Los riesgos para estas perspectivas se mantienen equilibrados. Por un lado, los riesgos al alza los constituyen posibles nuevos aumentos en los impuestos indirectos, debido a las necesidades de consolidación fiscal, así como unos precios de la energía superiores a los esperados en el medio plazo. Por otro lado, los principales riegos a la baja están relacionados con un menor crecimiento en la zona euro al previsto, en particular, consecuencia de una mayor intensificación de las tensiones en los mercados financieros.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone