La Universidad de Zaragoza aprueba su presupuesto con una reducción de 18 millones

Viernes, 25 Mayo , 2012 | Por | Categoria: Cultura

La Universidad de Zaragoza realiza este año un ajuste “histórico” de su presupuesto, que asciende a 255.965.686 euros, con una reducción de casi 18 millones respecto a 2011. Así, la institución continúa la “evolución contractiva” de los últimos cuatro años en los que las cuentas eran ya “muy restrictivas” y advierte de que la situación es “crítica”.

 

En rueda de prensa, el rector de la UZ, Manuel López, y el vicerrector de Economía, Javier Trívez, han alertado de que la reducción presupuestaria afectará a todas las actividades universitarias, también a la calidad de la docencia y la investigación, y deberán adoptarse medidas como la no renovación de contratos de algunos profesores o el cierre de todos los centros de los campus durante algunas semanas en periodos vacacionales.

 

Asimismo, el rector ha observado que la UZ inició los ajustes antes que otros centros españoles y “nuestro punto de partida era ya muy malo” porque “estábamos mal financiados en época de crecimiento”, de modo que ahora “estamos peor que la media nacional y en la peor situación de las universidades históricas” de España.

 

El presupuesto de la UZ, que inicia su periodo de alegaciones que finalizará en junio y que deberá ser aprobado por el Consejo Social, sufre una variación porcentual del -6,6%, un ajuste “histórico” por la magnitud del mismo y teniendo en cuenta que los tres ejercicios anteriores, desde 2009 a 2011, fueron ya “muy restrictivos”.

 

Trívez ha indicado como el presupuesto de la institución académica se ha ralentizado “claramente” desde 2008 y ha experimentado una “fuerte contracción” desde 2011. En 2012, en términos reales –descontada la inflación– la reducción presupuestaria será del 9%.

 

NO SE PUEDE ENDEUDAR

 

Javier Trívez ha apuntado que a diferencia de los dos años anteriores, en los que se acudió a endeudamiento a largo plazo (de 10 millones en 2010 y de 9 millones en 2011), en este ejercicio “la Universidad no puede ni debe endeudarse”, por lo que los 255.965.686 euros previstos de ingresos deberán marcar los gastos.

 

El vicerrector ha precisado que el endeudamiento de los dos años anteriores se realizó al amparo de dos circunstancias que este año no se sostienen: el plan de infraestructuras, de cuyo importe total la UZ aún tiene que recibir más de 50 millones, y la ausencia de un acuerdo de financiación.

 

En este sentido, ha remarcado que el Ejecutivo autónomo “ha incumplido” el acuerdo de financiación en sus presupuestos y ha agregado que el Gobierno adeuda cantidades pendientes de 2011 por importe de 17,5 millones. Se ha requerido el abono de 9 millones, tres en mayo y seis en junio, para afrontar las nóminas –que en junio incluye la extra–, el IRPF y otros pagos a proveedores, ya que existen pagos pendientes desde hace cinco meses, pero a la carta enviada no han recibido una respuesta a pesar de que la situación es “de alarma”.

 

También se ha enviado otra misiva a la DGA para requerir fondos que permitan concluir las obras en la Facultad de Educación, que necesita de 5,5 millones más de los presupuestado, y “no hemos tenido respuesta” tampoco. Y otra prioridad, la Facultad de Filosofía y Letras “está en by-pass”, ha aseverado el vicerrector.

 

DAÑO “MUY IMPORTANTE”

 

El rector Manuel López ha admitido que el ajuste “claro que afectará a la calidad” de la docencia y la investigación, a lo que ha agregado que, en general, los recortes de los gobiernos central y autonómico en I+D+i suponen “un daño muy importante y perder muchísimos años de adelanto” en investigación.

 

Trívez ha apuntado que “las condiciones en que se impartirán las clases no son ni de lejos las adecuadas para una universidad como ésta y los problemas empeoran cada vez más”. De hecho, los recortes alcanzan a los sistemas informáticos, la biblioteca y la renovación de contratos de personal a tiempo parcial, aunque no habrá despidos.

 

En cuanto al cierre de centros, el rector ha explicado que se podría ahorrar “entre 500.000 y 600.000 euros” y se estudia cerrar los campus unos quince días en verano, una semana en Navidad y otra en Semana Santa.

 

INGRESOS

 

En el capítulo de ingresos, la mayor contribución procede del Gobierno de Aragón, que aporta el 65,3% del total. Su financiación asciende a 167.032.319 euros, con una reducción de 5 millones (-2,8%) respecto a 2011.

 

La financiación básica, más de la mitad de los ingresos previstos, se mantiene con 142.219.378 euros, y aumenta “significativamente” la cuantía de contratos programa, por la inclusión de enmiendas en los presupuestos de la Comunidad con un incremento de 1,7 millones para este epígrafe. Sin embargo, se produce una reducción “drástica” en Obras, con una disminución del 57,9% del presupuesto y 2,3 millones que se incluyen después de enmiendas porque la partida inicial “era 0”, y en gastos de infraestructura científica y apoyo a institutos universitarios (-38,7%).

 

En ingresos propios, son de 61.513.970 euros, 580.000 euros más que en 2011, y destacan los previstos por matrículas de estudios oficiales, con una previsión de 27,3 millones, y los generados por proyectos de investigación que se obtienen en libre concurrencia en el ámbito nacional y la UE, con 11 millones y un aumento del 4%.

 

Las empresas privadas y asociaciones, tercera fuente de financiación, superan ligeramente el 5% de los ingresos totales. La mayor parte de estos fondos, de 13,8 millones, un -2%, se dirigen vía OTRI a financiar proyectos de investigación. Por último, la aportación del Gobierno de España decrece también de forma “drástica” por la práctica desaparición de la financiación para el Campus de Excelencia Internacional Iberus, que en 2011 se dotó con 2,5 millones.

 

GASTOS

 

Estos ingresos previstos son los que “acotarán el gasto total a efectuar”, ha indicado Javier Trívez, para insistir en que reducir el presupuesto en 18 millones supondrá acometer “un ejercicio muy complicado”. Así, ha detallado que las retribuciones salariales de Personal Docente e Investigador (PDI) y del Personal de Administración y Servicios (PAS) se llevan “más de dos terceras partes del presupuesto, un 68,2%. Investigación y OTRI absorben, respectivamente, el 6,7% y el 5,7% presupuestado y gastos en limpieza y mantenimiento, un 4%.

 

Se reflejan reducciones importantes en Obras y equipamiento (-79,7%), Formación PAS, PDI y Gestión Social (-44%), Innovación, calidad y tecnología para la docencia (-30,9%), Apoyo a nuevas titulaciones (-28,6%), Consejo de Dirección (-25,8%), Consejo Social (-19,6%), Comunicación e informática (-17%), Atención a la discapacidad (-16%), Investigación (-15,1%), Actividades culturales y deportivas (-14,1%), OTRI (-12,2%), Centros Universitarios (-11,4%), Relaciones internacionales (-10,8%), Biblioteca (-10,8%), Departamentos universitarios (-10%), Colegios Mayores y Residencia Universitaria de Jaca (-10%).

 

En cuanto a las partidas con incrementos en gastos, los costes financieros, “en sintonía con la actual situación de penuria financiera que vive la UZ”, aumentan en un 50,3% respecto a lo presupuestado en 2011.

 

Trívez ha precisado que las reducciones más notables en los tres últimos años ascienden al -93,8% en gastos de la Comisión de Doctorado, -74,3% en gastos generales de gestión y -62,5% en Relaciones internacionales.

 

A pesar de ello, se apuesta por las actividades más directamente relacionadas con los estudiantes. Por ello, las únicas partidas que experimentan nuevos incrementos son los servicios de asistencia a la comunidad universitaria (con un aumento del 63,9% en los tres últimos años); las actividades estudiantiles, cuyo incremento en este período ha sido del 41,1% y las Becas y ayudas al estudio que aumentan un 1,4% en 2012, para consolidar un incremento del 52% en los tres últimos años.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone