La Universidad de Zaragoza, la 401 del mundo

Domingo, 16 Agosto , 2015 | Por | Categoria: Actualidad Local
Imagen aérea del Campus de la Universidad en Teruel

Imagen aérea del Campus de la Universidad en Teruel

Se mantiene en esa posición desde el año 2005
Las mejores universidades españolas, muy críticas con el sistema de funcionamiento de la Universidad en España

Trece universidades españolas, entre ellas la Universidad de Zaragoza (UZ), se encuentran entre las 500 mejores del mundo, según revela el Ranking Académico de las Universidades del Mundo (ARWU) 2015, que ha sido publicado este sábado por el Centro para las Universidades de Primera Categoría en la Universidad Jiao Tong de Shanghái. Entre los 200 primeros centros se sitúa la Universidad de Barcelona, concretamente, entre los puestos 151 y 200 y le siguen la Universidad Autónoma de Barcelona y la Autónoma de Madrid, que se colocan entre las posiciones 201 y 300 del ránking.También entran en el top 300 la Universidad Complutense de Madrid y la Pompeu Fabra, que adelantan posiciones con respecto a 2014, cuando se situaban entre los puestos 301 y 400 de la lista de Shanghai.Por su parte, la Politécnica de Valencia, la Universidad de Granada y la Universidad de Valencia se cuelan en el ranking entre las posiciones 301 y 400. Concretamente, la Universidad de Valencia retrocede en la clasificación, con respecto a 2014, cuando se ubicaba entre las 300 primeras.

Además, en los cien últimos puestos del listado, aparecen la Universidad Politécnica de Cataluña, la Universidad de Santiago de Compostela, la de Sevilla, la del País Vasco y la de Zaragoza. En el caso de la Universidad de Sevilla, entra de nuevo en el ranking en el que no aparecía incluida desde 2009

El campeón mundial es EEUU, con 146 y, sobre todo, ocho de las diez primeras, con Harvard conservando su número uno, como todos los años, con Stanford en segunda posición y el MIT en tercera. Oxford y Cambridge vuelven a tener el honor de ser la élite universitaria europea. La mejor universidad española, de nuevo, es la de Barcelona, en la horquilla del 150 al 200. Entre el 200 y el 300 se meten la Autónoma de Madrid, la Complutense, la Autónoma de Barcelona y la Pompeu Fabra. La Universidad de Sevilla es la que, en esta edición, consigue ver su nombre entre las primeras 500.

En el ranking por campos de investigación sí que hay departamentos que consiguen codearse con los mejores del mundo. El más significativo es el de Ciencias de la Computación, donde la Universidad de Granada escala un puesto hasta el 42 y es la sexta mejor europea en ese campo. En matemáticas, la Autónoma de Madrid está entre la 50 y la 75 del mundo, la misma posición que ocupa en Negocios y Economía la Pompeu Fabra de Barcelona.

CRITICAS AL SISTEMA DE GESTIÓN

Según publica el diario El Mundo , en su edición digital,Durante estos años, Informática en Granada, Matemáticas de la Autónoma, y Economía de la Pompeu Fabra se han mantenido en el top 100. Si hay departamentos que lo consiguen, ¿por qué no las universidades? ¿Cuáles son los secretos?

Benito Arruñada, catedrático de Organización de Empresas en la joven universidad de Barcelona, cree que “el atraso de otras universidades no se debe sólo al marco organizativo sino a que su personal ha usado la libertad que les concedió la ley de autonomía universitaria de 1983 para repartirse como rentas las cantidades ingentes de recursos que recibieron desde entonces”. Según explica, “en general, el problema no está en la dotación de recursos sino en cómo se emplean”, por eso, cree que es un error limitar del debate, como en ocasiones hacen los rectores, a la necesidad de contar con más dinero en los presupuestos. “Lo imperativo es distribuirlos en función de rendimiento y dar a conocer a los estudiantes y empleadores el rendimiento de los diversos centros para que puedan tomar decisiones informadas”, añade. Su departamento, cree, ha demostrado que es posible mejorar dentro del sistema universitario público español, “la pregunta es por qué no lo hacen los demás”.

 

Por su parte, Enrique Herrera, de Computación de la Universidad de Granada y, desde hace unas semanas, vicedecano de Investigación, cree que es cuestión de “conseguir publicar en revistas de alto impacto, tener a autores altamente citados -la modestia le impide decir que él es uno de ellos-, hacer investigación interdisciplinar, que es fácil en mi campo, porque es tecnología aplicada e internacionalizarse, ir a congresos, seguir a los líderes mundiales en los campos, hacerse visible en los congresos, conseguir estar en los comités de las revistas”, además, políticas de largo plazo para conseguir “talento, recursos y motivación”. Ellos lo han conseguido. Además, el grupo de computación de la Universidad de Jaén, formado por investigadores salidos de Granada, también ha conseguido estar entre los 100 primeros del mundo.

 

Cuando Antonio Córdoba, catedrático de Matemáticas en la Autónoma, llegó a finales de los 70 desde Princeton se encontró un cuadro bastante desolador. Años después, su departamento está entre los mejores del mundo, aunque no se da por satisfecho si lo compara con Princeton. Según explica, “es un departamento joven y relativamente pequeño, con tres premios nacionales de investigación y con alumnos que, ahora, lideran grandes proyectos en otras universidades”. Es crítico contra la endogamia de la universidad en España: “Es un atentado contra la diversidad y la calidad de la investigación”.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone