Las Cortes debaten sobre la instalación de una planta cementera en el municipio turolense de Albentosa

Jueves, 15 Abril , 2010 | Por | Categoria: Sin categoría

Imagen de la Comisión de Industria en la que se ha debatido sobre la instalación de la cementera de Albentosa

La Comisión de Industria, Comercio y Turismo ha debatido tres iniciativas, de PP, CHA e IU, sobre la instalación de una fábrica cementera en Albentosa (Teruel), pero finalmente ninguna ha pasado el trámite al contar con los votos en contra de PSOE y PARLos diputados de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo han debatido esta mañana, mediante tres proposiciones no de ley de PP, CHA e IU, sobre la instalación de una planta cementera en el término municipal de Albentosa (Teruel). Los partidos de la oposición han coincidido en urgir al Gobierno aragonés que impida el desarrollo de dicho proyecto empresarial, pero ninguna de las iniciativas ha contado con el respaldo suficiente al encontrarse con los votos en contra de PSOE y PAR.

En primer lugar, Adolfo Barrena (IU) ha planteado “al Gobierno de Aragón que desestime la instalación de la planta cementera”. El diputado ha expuesto tres argumentos para evitar su construcción: Los efectos negativos que pueden suponer para la apuesta turística y de desarrollo de la zona, la incompatibilidad con la estrategia aragonesa contra el cambio climático por el incremento de las emisiones de CO2, y el momento de crisis que atraviesa el sector cementero

Después, ha sido Javier Gamón (PP) quien ha expuesto la iniciativa de su grupo parlamentario, fundamentada también “en tres ideas básicas que debe tener todo proyecto en Aragón. Entendemos que la viabilidad económica del proyecto, en estos momentos de crisis, es muy escasa. Además, existen afecciones negativas para la zona, que apuesta por el turismo medioambiental y paisajístico, así como por el sector agroalimentario”. A lo que se suma, según Gamón, “el emplazamiento poco adecuado que se ha elegido para su instalación”.

En último lugar, y en la misma línea, Chesús Yuste (CHA) ha explicado su proposición no de ley y se ha hecho eco de las denuncias de los vecinos de la zona. Como ha explicado el diputado, “razones ambientales, económicas y sociales” impiden apoyar el proyecto y ha sugerido al Ejecutivo regional que siga apostando por “la oferta agroalimentaria de calidad y el desarrollo turístico de la comarca”.

En el turno de intervención de los grupos que sustentan al Gobienro, Ramón Ibáñez (PSOE) ha expresado que los proyectos “gustarán más o menos”, pero “la ley es la que marca las reglas”. El proyecto deberá pasar “los trámites ambientales y sociales”, que considerarán “si es compatible o no con la normativa vigente”, ha comentado el diputado socialista.

Por su parte, Javier Callau (PAR) ha confirmado que “el Gobierno de Aragón tendrá en consideración las preocupaciones expuestas”, pero ha querido recordar que todo proyecto empresarial debe pasar por el marco legislativo vigente. Sin embargo, Callau ha remarcado que todo está en su fase de iniciación, “no hay ninguna iniciativa presentada, por lo que hay que esperar”. “Cuando haya una idea clara y definida de la idea empresarial deberá pasar los trámites legales y entonces será cuando marcaremos posiciones. El debate no toca ahora”, han especificado desde el PAR.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone