Las quejas al Justicia de Aragón aumentan un 4,3% en 2009

Miércoles, 28 Abril , 2010 | Por | Categoria: Aragón

Francisco Pina ha recibido a Fernando García Vicente en la sede parlamentaria

Fernando García Vicente ha entregado esta mañana a Francisco Pina el informe del pasado ejercicio de la institución que representa

El presidente de las Cortes aragonesas, Francisco Pina, ha recibido esta mañana en su despacho al Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, quien ha hecho entrega del informe 2009 de las actividades que se realizaron desde esta institución el pasado ejercicio. En total, como ha detallado el propio Justicia, se han tramitado 2.089 expedientes, lo que supone un incremento de las quejas en un 4,3 %.

En el informe se detalla que la institución ha contribuido a resolver unos 1.380 en el último año y que fue la provincia de Huesca la que mayor incremento de quejas ha experimentado, aunque sigue siendo la zaragozana la que más número presenta, con 1.547. En cuanto a las materias, han descendido el número de expedientes relacionados con la Educación y la Sanidad, mientras que han aumentado los relativos a asistencia social, vivienda y trabajo o economía.

Según García Vicente, este cambio se debe a que “en el último año y medio, el ciudadano medio que acude al Justicia lo hace por su situación económica y las dificultades para afrontar los gastos cotidianos”. Existen, por tanto, dos perfiles muy marcados en este aspecto, como ha detallado el Justicia: “desempleados del sector de la construcción, que tenían altas rentas y que ahora deben afrontar diferentes cargas” y “extranjeros en situación regular pero en paro y con problemas acuciantes que requieren soluciones inmediatas”. Por todo ello, cada vez se dan “más casos extremos de ciudadanos en situación crítica”. Ante todos estos casos, el Justicia de Aragón ha recordado que desde la institución hay una doble postura: asesoramiento sobre los recursos disponibles y sugerencias a la Administración.

Tal y como ha reconocido Fernando García Vicente, las quejas dirigidas a la institución han estado marcadas por la situación económica actual. En este sentido, la vivienda ha sido el sector en el que más ha aumentado la proporción de expedientes en relación al año anterior. “Hay mucha gente que se ha quedado ‘colgada’ de una vivienda”, ha especificado el Justicia, para quien “el cambio en las circunstancias del mercado de la vivienda” ha motivado esta tendencia. Desde la institución “se ha asesorado a muchos ciudadanos”, por lo que han pedido a las Administraciones “mayor flexibilidad en toda esta materia”.

Por otra parte, y en materia de función pública, se ha notado un incremento de los estudios de oposiciones, lo que ha generado un mayor número de quejas, muchas de ellas relacionadas con los procesos de admisión.

LUCES Y SOMBRAS

La sanidad aragonesa, que Fernando García Vicente ha calificado de “alta calidad”, ha reducido el número de quejas ante el Justicia de Aragón, si bien se observa una “falta de especialistas” y carencias “en el medio rural”.

También han bajado las reclamaciones relacionadas con Educación. Como aspecto positivo se ha destacado el aumento de plazas en guarderías públicas, sobre todo en Zaragoza y Teruel, aunque “siguen siendo insuficientes”. A esto García Vicente ha contrapuesto las sombras como la carencia de plazas de los estudios reglados de música o la falta de recursos para alumnos con necesidades educativas especiales.

En cuanto a servicios públicos, se han destacado las mejoras relacionadas con el cementerio zaragozano de Torrero y con el funcionamiento irregular de telefonía móvil, fija e internet. El precio de los billetes del AVE y su venta por vías telemáticas siguen suspendiendo.

El Justicia también ha notado avances en lo relativo al medio ambiente: las quejas por ruidos y contaminación acústica “han disminuido sustancialmente respecto a años anteriores”, y la Administración ha atendido a las sugerencias de la institución en cuanto al desarrollo reglamentario de la Ley de Caza o a las ayudas por ataques de buitres a la cabaña ganadera.

Por último, en relación a la accesibilidad y al urbanismo, el Justicia ha considerado que la convivencia entre peatones, bicicletas y turismos ha producido un incremento de las quejas, aunque ha valorado que se debe más bien al hecho puntual de una nueva realidad urbana. Respecto a la movilidad, en especial sobre la intención del consistorio zaragozano de reducir la velocidad permitida en muchas vías de la ciudad, García Vicente se ha felicitado “porque la sugerencia de reducir de 50 a 30 km/hora la velocidad en muchas calles ya se hizo desde esta institución hace algún tiempo” y ha recordado que se denota un “incremento de la sensibilidad ciudadana al respecto”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone