Los vicepresidentes de la DPT visitan Peracense, Ródenas, Villar del Salz, Ojos Negros y Villafranca del Campo

Miércoles, 7 Septiembre , 2011 | Por | Categoria: ACTUALIDAD PROVINCIAL

El vicepresidente 1º, Francisco Abril, junto al vicepresidente 2º, Ramón Millán, y el diputado delegado de Caminos Rurales, Álvaro Casas, han conocido el estado de las cuatro vías de titularidad provincial y han escuchado las prioridades planteadas por los alcaldes y alcaldesas de Peracense, Ródenas, Villar del Salz, Ojos Negros y Villafranca del Campo

Técnicos del Gabinete Técnico de la Diputación de Teruel estudiarán la situación en la que se encuentran las cuatro carreteras provinciales que unen las localidades de Ródenas, Peracense, Villar del Salz, Ojos Negros y Villafranca del Campo. A partir de ese análisis, marcarán cuales son las actuaciones prioritarias que garanticen la seguridad vial de estas vías de comunicación. Esta es la principal conclusión de la visita que los vicepresidentes 1º y 2º de la Diputación de Teruel, Francisco Abril y Ramón Millán, respectivamente, y el diputado delegado de Caminos Rurales, Álvaro Casas, han realizado junto a los alcaldes de Peracense, Manuel Bujeda, de Ródenas, José Antonio Nicolás, de Villafranca del Campo, Miguel Ángel Navarro, y las alcaldesas de Ojos Negros, Esther Ibáñez y Villar del Salz, Ascensión Borao.

Las carreteras objeto de mejora son: la TE-V-9023 y TE-V-9024 (Peracense-Villar del Salz-Villafranca del Campo), también la TE-V-9022, (Ródenas-Villar del Salz) y, finalmente, la carretera TE-V-9025, (Villar del Salz-Ojos Negros-N-211). Los alcaldes han planteado la necesidad de realizar diferentes modificaciones del trazado y acometer obras de fábrica que permitan ampliar los puentes existentes en estas vías de comunicación. “Estas actuaciones evitarán situaciones de peligro como las que actualmente se producen, permitirán el paso de maquinaria agrícola y facilitarán la conexión de esta zona, limítrofe entre las comarcas del Jiloca y Sierra de Albarracín, muy utilizada por el turismo que procede de Madrid y de otras provincias del centro del país”, han indicado los representantes municipales.

Los representantes del equipo de gobierno de la Diputación de Teruel han mostrado su interés por abordar estas intervenciones. “Son actuaciones que no suponen una fuerte inversión y cuya rentabilidad a corto y medio plazo es evidente. De esta manera garantizamos la seguridad vial de las cuatro carreteras, mejoramos la accesibilidad a servicios básicos como la sanidad y la educación para los vecinos de los 5 municipios afectados, así como a vías de mayor capacidad como la N-211 y la A-23”, subrayaban. Tanto los vicepresidentes 1º y 2º, como el diputado delegado de Caminos Rurales han indicado que no se trataría de una reforma integral, sino de la mejora de aquellos tramos que presentan mayor dificultad.

Por último, los alcaldes de Peracense, Ródenas, Villar del Salz, Villafranca del Campo y Ojos Negros han indicado que deberán de ser los servicios técnicos de la DPT quienes marquen esas prioridades, al mismo tiempo que han agradecido la visita de los tres responsables políticos de esa institución.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone