Trabajamos por Teruel (Por Rocío Feliz de Vargas Concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Teruel

Lunes, 22 Octubre , 2012 | Por | Categoria: Opinión

 

 

El grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Teruel, lejos de congratularse porque las cuentas municipales vayan por el buen camino y poco a poco se saneen, como así lo demuestra el dato sobre la rebaja de la deuda en los dos últimos años, hace declaraciones que ponen de manifiesto que le importa más el posible perjuicio político que tal hecho les pueda producir que el interés general.

 

Por cierto, si los datos facilitados hace unos días por el Alcalde de la ciudad sobre la actual situación económica del Ayuntamiento se refieren a los dos últimos años, no es por otra circunstancia que la coincidencia con el periodo de tiempo que lleva gobernando, y por el que debemos rendir cuentas. Se trata de datos absolutamente objetivos, dados con la única finalidad de informar a la ciudadanía de que los esfuerzos que se le están pidiendo dan sus frutos, pero que al parecer no sientan nada bien al PSOE.

 

En rueda de prensa celebrada el día 18 de octubre, la portavoz del grupo municipal socialista no ha tenido más remedio que reconocer que los datos sobre la actual situación del endeudamiento municipal son ciertos. Ahora bien, no desaprovechó la ocasión para reprobar la gestión del equipo de gobierno sin ahorrar en descalificativos sobre la persona del Alcalde. Nos acusa de sanear las cuentas a costa del esfuerzo de los ciudadanos. Parece olvidar que CIUDADANOS SOMOS TODOS, también los miembros del Partido Popular, a los que nos afectan como al resto las medidas de ajuste tan necesarias ante la delicada situación que nos ha tocado vivir y en la que se impone, y nos imponen, reducir el déficit acumulado en años anteriores. Para ello no queda otro remedio que llevar a cabo políticas de reducción y contención del gasto, así como la búsqueda de formas de recaudación de mayores ingresos. Sin olvidar el hecho de que el resto de las administraciones públicas, el Gobierno Central, las Comunidades Autónomas, y en Aragón las Comarcas, atraviesan idénticas dificultades que nuestro Ayuntamiento. Lo que provoca que nos lleguen menores ingresos por la vía de las transferencias de estas administraciones. Lógicamente, esos menores ingresos con los que en muchos casos cofinanciábamos servicios prestados por el Ayuntamiento, inciden en la prestación de éstos ante la imposibilidad real de que el Consistorio pueda afrontar su gastos. Servicios que, por otro lado, convendría recordar que en la mayoría de los casos suponen el ejercicio de competencias que en otra época se decidió que fuesen asumidas por el Ayuntamiento, en tanto que no existía la obligación legal de prestarlas, bien porque eran propias de la Comunidad Autónoma o de la Comarca, pero que en tiempos de bonanza económica se asumieron sin pensar en que podría llegar la “época de vacas flacas”.

 

Claro que las inversiones municipales son escasas, como no podría ser de otra manera, y por los motivos expuestos. Ahora lo que toca es rebajar el endeudamiento para, en futuro próximo estar en condiciones de afrontar importantes proyectos para nuestra ciudad y restablecer servicios que se hayan podido reducir. Porque es totalmente falso que al Partido Popular le guste aplicar políticas de recortes de derechos como acostumbra a gritar a los cuatro vientos el PSOE. Lo fácil es gastar sin medida, es decir, malgastar. Eso sí, erigiéndose en los abanderados del Estado de Bienestar a costa del endeudamiento de la Administraciones Públicas, para que luego vengan otros a arreglar el “desaguisado” y, además, acusarles de “recortadores”. ¿Acaso alguien puede tener la convicción de que nos agrada vernos en la obligación de adoptar medidas que no nos gustan ni a nosotros mismos? Lo bonito para nosotros sería poder atender todas las solicitudes de los ciudadanos, llevar a cabo inversiones en nuestra ciudad, no tocar los impuestos y tasas, etc.

 

Seamos serios y responsables y desde la seriedad y la responsabilidad lograremos remontar la situación. Lo que no es ni serio ni responsable es que la Sra. Mayte Pérez se coloque delante de un micrófono con la única intención de descalificar y de reprobar. Por cierto, le rogaría que cuando lo haga se ciña a dar datos reales. Si se trata de cifras, tiene la costumbre de redondear al alza. Así dice que el Ayuntamiento va a ingresar 500.000,00 euros menos del Gobierno Central en concepto de participación en tributos del Estado, cuando son 437.670,23 euros, o que el Ayuntamiento debe pagar por los dos concejales con dedicación exclusiva 100.000,00 euros al año, cuando son 82.858,16 euros, eso si fuese el año completo, ya que este año serán unos 40.000,00 por seis meses y descontando la paga extra del mes de diciembre (total veinte mil euros arriba o abajo…), o que el Ayuntamiento no saca las subvenciones sujetas a bases, cuando su convocatoria fue publicada el pasado día 8 de octubre. En fin, esto es lo que sucede cuando las horas que se dedican al Ayuntamiento de Teruel son bastantes escasas…

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone