Un centenar de trabajadores de Correos secundan la manifestación contra el apagón postal

Jueves, 20 Mayo , 2010 | Por | Categoria: Portada

Manifestación de ayer por las calles de Teruel de los empleados de Correos

La movilización contra el apagón postal convocada por la mayoría sindical en Teruel convoca a más de un centenar de personas que han rechazado el inminente apagón postal, los recortes de salario anunciados para el sector público y el anteproyecto de ley postal que esconde una reconversión encubierta

La mayoría sindical de Correos, CCOO, CSI-CSI•F, Sindicato Libre, CGT, ESK e Intersindical Valenciana, con el 75% de la representación, convocaron una manifestación el día 19 que comenzó a las 19.30 horas, desde el edificio principal de Correos, secundada por más de un centenar de trabajadores y con un seguimiento de un 50% en las carterías de la capital y de un 40% en oficinas y centros de trabajo del resto de la provincia. Los actos reivindicativos continúan en Aragón, el jueves en Huesca y el viernes en Zaragoza en pro de la viabilidad de Correos a través de financiación para el servicio postal universal, de inversión, de protección de los derechos de los ciudadanos y de regulación de las condiciones laborales para evitar el dumping laboral.

Al contexto deficitario de Correos con un tijeretazo en las inversiones de 2010 cercano al 50%, un déficit maquillado de 2 millones de euros (si no es más), el bloqueo del Convenio y Acuerdo desde hace más de 16 meses, una reducción de plantilla de entre el 10 y el 12%, y después de la tentativa de privatización en días anteriores, el ejecutivo aprobó en el Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley Postal que para la mayoría sindical enmascara una reducción del servicio público, una reestructuración de Correos y pérdida de empleo.

El gobierno ha optado por una ley claramente liberalizadora frente a la protección social, sin ni tan siquiera plantear la Moratoria, lo que eliminará definitivamente, el 1 de enero de 2011, el servicio reservado a Correos y pone punto final al exiguo monopolio que hasta la fecha era esencial para la financiación de Correos.

El anteproyecto plantea un recorte del servicio postal universal limitando su extensión geográfica, lo que implicará menor cobertura social, menos plantilla y cuyo coste está en función de un plan de prestación inexistente y cuya financiación está en suspenso. Sin inversiones, facilitando la entrada masiva de operadores privados, sin regulación de las condiciones laborales, la eliminación definitiva de la zona reservada a Correos, la reducción de las garantías de financiación en un marco de recesión económica y de nula voluntad de fortalecimiento empresarial de Correos, el marco para una reducción masiva de plantilla está servido.

Frente a una ley liberalizadora que, a todas luces, trata de desembocar en una reconversión de Correos a corto plazo, la mayoría sindical continuará con el proceso de movilizaciones y con la convocatoria de huelga general en Correos, del día 10 de junio, para exigir la ampliación del servicio postal universal, su financiación íntegra por parte del estado, como contemplaba la versión protectora de la Directiva; el acceso de los operadores privados a los servicios invirtiendo en infraestructuras propias, el mantenimiento del empleo en un plan estratégico que, hoy por hoy, es inexistente y Correos como prestador del Servicio Postal Universal en los próximos 15 años con financiación e inversión, elementos sin los cuales, la prestación se convierte en una condena para el operador y para sus tan sólo, 60.000 trabajadores.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone