UTATE Y LA FERIA DEL ÁNGEL 2011

Lunes, 18 Julio , 2011 | Por | Categoria: Opinión

Pasados, fundamentalmente, los diferentes conflictos administrativos se desarrolló con normalidad una Feria del Ángel bastante reducida en cantidad con respecto a años anteriores. Dos corridas de toros y una del arte del rejoneo la han constituido.

El viernes día 8 se lidiaron toros de Román Sorando. Desiguales de presentación; el primer toro no debió salir nunca de chiqueros. Faltos de raza y casta. Se terminaron parando muy pronto. Sosos y nobles. Con poca fuerza y no ofreciendo ningún tipo de emoción a los tendidos. Con este material, lógicamente poco podían ofrecernos los toreros, donde Iván Fandiño demostró estar el más “puesto” de los tres. Si no hubiera sido por la desgraciada y lamentable actuación del Palco Presidencial seguramente pronto nos olvidaríamos de esta tarde, que podemos calificar como “más de lo mismo” de otras temporadas. Desde estas líneas pedimos, públicamente, la dimisión o cese inmediato y fulminante de dicho Palco Presidencial, con el Presidente a la cabeza, por la labor realizada este día. En Teruel no podemos tener personas tan faltas de conocimientos y rigor que encima ejercen de Autoridad del Espectáculo. Pero,… ¿en qué manos estamos?

El sábado 9 de julio se lidiaron seis toros de Alcurrucén, uno de ellos como sobrero. Estuvieron bien presentados pero con un juego dispar. No se emplearon en varas y fueron mansos de comportamiento. Destacó sobremanera el segundo de la tarde. Desde Teruel y para próximas ediciones de la Feria del Ángel no debemos permitir unos toros que vengan con inferior presencia que la ofrecida en esta corrida. Resultaron unos toros dignos de presentación para nuestra Plaza. El torero francés, Sebastián Castella, nos ofreció una faena en el segundo de la tarde en la que destacó sobre todo con la mano derecha. Con la izquierda no se acopló en la única tanda. Destacar la brega de Javier Ambel en el quinto. El Fandi y Alejandro Talavante deben darnos a los turolenses un descanso con su ausencia. No se puede venir con tan poco compromiso.

No se ejerce la autoridad en la Plaza de Toros y no podemos seguir teniendo tres equipos presidenciales.

Poco público se ha acercado a nuestro coso taurino, contando que el cambio de Empresa pudiera entenderse como motivación para la concurrencia. El festejo de rejones, con media entrada, puede servir como termómetro de asistencia.

No cabe duda que a pesar de que en Teruel, las distintas Empresas que han venido desde los años 80, han quitado afición por dejadez, aburrimiento y por no querer invertir, solo interesarles el “llevárselo calentito”, la crisis económica que está golpeando a España y la crisis del mundo del toro también ha influido. Podemos fijarnos en Ferias taurinas de referencia del pasado mes de Junio (Granada, León, Alicante, Badajoz,…) y con las autodenominadas figuras en los carteles, las entradas no han cubierto ni por asomo las expectativas de los empresarios. Hoy por hoy, solamente Madrid, Pamplona o Bilbao y algunas corridas puntuales en el calendario se salvan de la doble crisis antes señalada (económica y taurina).

De todas formas nos preguntamos: ¿Qué hemos hecho en Teruel? ¿Por qué han guiado los pasos de nuestra plaza empresarios con una trayectoria tan negativa? ¿Por qué no han venido “casas grandes” a nuestra ciudad? Devolver el interés (emoción) y motivar a la afición debe ser el comienzo de una nueva andadura.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone