Valencia, Pau, Aquitania, Zaragoza, Huesca y Teruel , en apoyo del tren

Viernes, 23 Septiembre , 2016 | Por | Categoria: Actualidad Local

tLas jornadas “El tren que nos une. Las ciudades por el ferrocarril“, en las que han participado una veintena de representantes locales y regionales y medio centenar de empresas de España y Francia, han convertido a Zaragoza en el epicentro de un debate en torno al potencial de este sistema de transporte para el desarrollo económico y social de las ciudades.

El encuentro ha contado con la presencia de los alcaldes y representantes locales de Valencia, Huesca, Teruel, Pau, Aquitania, la consejería de Vertebración del Territorio, representantes de las plataformas CRÉLOC y  CREFCO, el Grupo Europeo de Impulso Económico para los Estudios preliminares del nuevo eje ferroviario transpirenaico de gran capacidad (GEIE NAFGCT), el  Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio, Industria y Servicios y la consejería de Transporte, Energía y Medio ambiente de la embajada de Francia en España.

También han participado una veintena de municipios como JacaCanfrancSabiñánigoCariñenaTardientaAyerbeCalamochaVillanueva deGállego y representantes comarcales del Alto GállegoCinca MedioLos MonegrosJilocaBelchiteCariñena Cinco Villas entre otros representantes institucionales de ciudades municipios de este eje y poblaciones colindantes que apuestan por la modernización y puesta en servicio de este corredor, el cual vertebraría y comunicaría las regiones y comunidades a ambos lados del Pirineo central.

Los distintos alcaldes y representantes económicos y sociales han suscrito un manifiesto con el que instarán a la Comisión Europea y a los Gobiernos de Francia y España a que aborden esta recuperación con el objetivo de culminar los proyectos técnicos, con las inversiones necesarias, para que la puesta en marcha de este corredor ferroviario se lleve a cabo en el menor plazo posible.

La Carta de las Ciudades por el Ferrocarril pone el foco en el potencial de desarrollo que este corredor ferroviario representa para las economías de las ciudades. Es crucial para las poblaciones a las que pone en relación: desde Valencia y Teruel a Zaragoza y Huesca; desde Jaca y Canfranc a Oloron y Pau, Tolouse y Burdeos. Así como para las ciudades que se asientan en territorios colindantes.  La resolución de esta reivindicación histórica supondría, según apuntan los firmantes en el manifiesto, una notable mejora de las condiciones económicas de las ciudades, reforzarían su posición estratégica e impulsaría la materialización de iniciativas empresariales, en especial las logísticas.
Los alcaldes y representantes institucionales han coincidido en que la recuperación de este eje internacional constituiría una mejora en la calidad de vida de las personas y potenciaría y reforzaría la intermodalidad, mejoraría la relación de los puertos marítimos y secos, y las áreas de producción industrial, agroalimentaria, así como los intercambios comerciales
.

Esta vía de comunicación es un elemento que posibilita la generación de empleo en sectores esenciales, consolida las relaciones y los intercambios culturales, sociales y turísticos. Además, sería una salida eficiente para los productos españoles,  que traería consigo una repercusión medioambiental muy positiva para ambas vertientes del Pirineo Central, con la reducción del tráfico de pasajeros, y circulación de camiones y vehículos pesados.

ACTO INSTITUCIONAL EN EL SALÓN DE PLENOS

El acto institucional, celebrado en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, ha sido abierto por el Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, quien ha mostrado su satisfacción “por la unión, no habitual, que hoy se ha mostrado en Zaragoza entre empresa y política con un fin común y compartido por todos”. Santisteve ha mostrado su disposición a seguir trabajando “en la incorporación de sinergias de Zaragoza con ciudades como Valencia, Teruel o Huesca y, por supuesto, en nuestra relación con las ciudades francesas de este corredor central del Pirineo”.

Jacques Couratte-Aranude, representante de CRÉLOC (Comité pour la Réoverture de la Ligne Oloron-Canfranc), ha puesto de manifiesto el impacto que ha tenido, en tan solo unos meses (desde el 1 de julio), la reapertura del tramo Olorón-Bedous, que ya mueve a al menos 200 personas diarias. “Los que se reían de este proyecto ven ahora que está reactivando no sólo el turismo, sino también el comercio en toda la zona”. Couratte ha recordado que, en el año 2017, está prevista la puesta en marcha de la línea de alta velocidad entre Pau y París, lo que significaría también “un importante revulsivo para la línea Valencia-Zaragoza-Pau. Más de 30 empresas de transporte francesas -ha recordado- tienen también licencia para transporte ferroviario. Imaginen lo que sería evitar el tránsito de 400 camiones diarios por nuestros pueblos, llevando toda esa mercancía a través del ferrocarril”.

En nombre de CREFCO, coordinadora hermana de CRÉLOC en España, ha intervenido Javier Garrido, quien ha aplaudido el impulso dado en los últimos años desde la parte francesa a la reapertura de la línea. “Se están consiguiendo avances reales, y eso está permitiendo desmontar la excusa permanente que se esgrimía desde el lado español”. Garrido ha recordado que la línea Zaragoza-Canfranc se ha mantenido abierta pero “con unos estándares mínimos que ya no se pueden tolerar”, y ha apelado a los gobiernos centrales de España y de Francia para que se pongan “manos a la obra” y que la reapertura sea un hecho en el entorno del año 2020.

Manuel Teruel, Presidente del Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio, ha resaltado “la importancia que tendrán las sinergias que se puedan generar con la reapertura, no sólo en nuestras regiones sino, también, en el resto de Europa”. Teruel ha remarcado que “estamos hablando de un proyecto europeo y para Europa, lo que supone una mejora en la vertebración económica y social de la Unión Europea que va mucho más allá de lo que significa un mero eje ferroviario. Y más aún -ha dicho- en una Europa que se ha de enfrentara a problemas tan serios como los que genera el Brexit”.

Aunque no ha podido estar presente en el acto de hoy en Zaragoza, el Alcalde de Pau, François Bayrou, ha enviado un mensaje en vídeo que ha sido ofrecido en el Salón de Plenos del Ayuntamiento. En él, el político francés ha recordado “las relaciones históricas y ricas que han unido, desde hace siglos, a Zaragoza y Pau” y ha puesto de manifiesto la “importancia estratégica que este eje ferroviario tiene para el desarrollo de España, de Francia y para toda Europa”. Para Bayrou, “el esfuerzo económico que puedan llevar a cabo los dos estados, así como la Unión Europea, se verá largamente recompensado cuando se traduzca en desarrollo para toda esta región”. François Bayrou ha finalizado su mensaje con un explícito y rotundo “apoyo absoluto a la reapertura”.

Por su parte, el Consejero municipal de Pau y responsable de Urbanismo y Medio Ambiente, Jean Paul Brin, ha remarcado la “coherencia histórica, turística, cultural, universitaria, económica y ecológica” que tiene la reapertura de este ferrocarril, “que uniría a ciudades que están, todas, en el mismo meridiano”. Para Brin, “el pasado, la historia, nos une; pero el futuro nos conduce”.

La Alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha recordado que, desde su ciudad, siempre han vivido “reivindicando el ferrocarril, ya que es una carencia muy importante para comunicarse con Valencia y el resto de Aragón”. Buj ha remarcado que “tenemos que dejar al margen las cuestiones políticos, ser serios a la hora de hablar de inversiones y dar servicio a unos ciudadanos del siglo XXI”. La alcaldesa ha celebrado ir de la mano con empresarios de Valencia en esta reivindicación, ya que “representan el tejido productivo de una sociedad que también tiene que reivindicar esta línea”.

Por su parte, Luis Felipe, el Alcalde de Huesca, ha resaltado que “las ciudades estamos preparadas para dar salida a la logística a través del ferrocarril”. “Es importante -ha remarcado- que se lidere este proyecto desde los Estados francés y español y desde las ciudades. Tenemos una posición estratégica que debemos reivindicar en Europa”.

Joan Ribó, Alcalde de Valencia, ha intervenido indicando que “Valencia necesita unas conexiones ferroviarias adaptadas al siglo XXI, que permitan no solamente mantener un nivel óptimo de tránsito de mercancías y de personas, sino sobre todo relanzar la economía valenciana. Por eso -ha añadido- al tiempo que reivindicamos con firmeza el Corredor Mediterráneo que debe dar salida a las exportaciones valencianas, apostamos también por otras infraestructuras que mejoren la conectividad de Valencia, como es el caso de la línea férrea a Zaragoza, que ha de servir para unirnos, por ejemplo, con el eje atlántico, y afiance así las salidas y entradas del puerto de Valencia. Nuestra ciudad -ha dicho- tiene un potencial económico al que algunos, desde el Gobierno central, se empeñan en poner cuellos de botella. Somos firmes: la economía valenciana precisa ya de inversiones en infraestructuras ferroviarias que permitan desarrollarla plenamente”. Ribó ha insistido en que “el corredor Valencia-Zaragoza-Pau es compatible y complementario a los ya existentes y es, además, un proyecto viable y ejecutable”.

También ha tomado la palabra en este acto la Consejera de Asuntos Europeos de la región de Aquitania, Laurence Harribey, quien ha resaltado el carácter simbólico que la línea Zaragoza-Pau tiene como “ejemplo de desarrollo sostenible, y no únicamente como vector de desarrollo económico a ambos lados de la frontera”. Para Harribey, “este eje servirá para reposicionar a nuestras regiones en el panorama europeo y reafirmar la importancia que tiene el sur de Europa en el panorama continental”. “Tengo la convicción de que la Travesía Central es imprescindible, y todos los semáforos deben estar abiertos para sacar adelante el proyecto. Por eso -ha recordado- iremos de la mano a Bruselas para reclamar el apoyo necesario para su reapertura”.

Finalmente, y antes de proceder la lectura de la “Carta de Ciudades en apoyo del corredor internacional Valencia-Zaragoza-Pau”, ha intervenido elConsejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro. Éste ha resaltado que “el proyecto es, efectivamente, viable, y no es sólo una cuestión de optimismo”. Para Soro, “queda mucho por hacer y es una tarea que nos incumbe a todos, tanto instituciones como empresas, y la colaboración está siendo ahora más estrecha que nunca”. El consejero autonómico ha apostado por la complicidad de la Unión Europea a la hora de destinar fondos para el proyecto, así como a la importancia que tendrá la reunión del “grupo cuatripartito” -Aragón, Aquitania, y los gobiernos de España y Francia- haciendo frente común en este sentido. “Somos -ha dicho- la generación que reabrirá el Canfranc”.

MESAS TÉCNICAS

Además del acto institucional y la firma del manifiesto, la jornada ha contado con dos mesas técnicas y paneles de expertos del mundo de la logística, y entidades sociales, económicas y empresariales donde se ha abordado la importancia del ferrocarril desde distintos ejes temáticos: el  estado y necesidades del corredor ferroviario Valencia – Zaragoza – Pau,  la importancia del eje ferroviario de Valencia a Pau por Zaragoza en el sector empresarial de las ciudades y regiones afectadas y el corredor ferroviario como una oportunidad estratégica en el desarrollo de las ciudades.

La primera de estas mesas, “Estado y necesidades del corredor ferroviario Valencia-Zaragoza-Pau”, ha sido moderada por el decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Javier Mozota, y en ella han participado el director gerente de la Terminal marítima de Zaragoza, Ramón Adé: el gerente de PLAZA; PLHUS, PLFraga y PLATEA, Francisco de la Fuente; la directora de Zaragoza Logistics Center, María Jesús Sáenz; y la experta en infraestructuras ferroviarias transpiernaicas, Aurélie Verzegnassi.

La segunda mesa redonda ha debatido sobre “La importancia del eje ferroviario de Valencia a Pau por Zaragoza en el sector empresarial de las ciudades y regiones afectadas”, moderada por el consejero municipal de Economía y Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Rivarés. En ella han tomado parte el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Pau, Patrick de Stampa; el presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Valencia, José Vicente Morata; el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Aquitania, Laurent Courbu; y el presidente del Consejo aragonés de Cámaras de comercio, industria y servicios, Manuel Teruel.

En la primera de estas mesas se ha puesto de relieve la oportunidad que representa la puesta en servicio del corredor ferroviario para conectar los arcos atlántico y mediterráneo, siendo una infraestructura que requiere una inversión razonable y cuyas sinergias, sobre todo para la logística, la industria y el comercio, son muy importantes para los territorios que atraviesa y para la interconectividad entre España y Francia. En la segunda de ellas, se ha destacado que nos encontramos en un momento histórico, en el que, dado que el ferrocarril Valencia -Zaragoza – Pau por Canfranc ya tiene todas las acreditaciones ambientales necesarias, es posible dar el impulso definitivo para la recuperación de la línea, tras la puesta en servicio por parte de la región de Nueva Aquitania del tramo Oloron – Bedous, para lo que se cuenta con el apoto de las cámaras de comercio, las instituciones empresariales, el Puerto de Valencia, las administraciones locales y regionales.

Por ello, con el apoyo de todos, se está en condiciones de presentar  a las instituciones europeas proyectos avanzados y realistas para recuperar esta infraestructura.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Local3 ECOEMBES COMARCA 2016